Lunes 11 DE Diciembre DE 2017
Opinión

Honduras, para reflexionar

Podemos aprender de sucesos ocurridos.

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

Lo que está sucediendo en la república hondureña debería de llamarnos a la reflexión a todos, pero particularmente a quienes se autodenominan líderes políticos o se les reconoce como tales; no porque en nuestro país se esté fraguando algún movimiento reeleccionario, sino por la deteriorada condición de la institucionalidad estatal, rematada por la violencia –sicariato, extorsiones y asaltos– la conflictividad social, el desempleo y el inacabado consenso para definir la reforma electoral y de partidos políticos.

Uno de los medios impresos de Honduras citó como causas que aumentaron la situación: la falta de información oficial oportuna y absolutamente veraz, que “encendió la chispa. Los rumores y las noticias falsas por redes sociales crecieron, luego dieron paso a los chistes –el humor como escape de la realidad– para convertirse en advertencias, ruegos por la paz y de manera especial, llamados a la oración por este país que hoy se encuentra en pedazos”, es la apreciación de la columnista Elisa M. Pineda. (3/dic/ La Prensa. Honduras).

El editorial Ya basta, retoma y amplia el rol que desempeñaron las redes sociales, calificándolas como “… el gran campo de batalla en el que la casa, la banca del parque, la oficina, un país lejano se transforma en trinchera segura y confortable, para bombardear. Nos referimos a las redes sociales de las que hemos estado pendientes estos días y en las cuales nos ha podido convencer de los mayores bulos  –noticias falsas–, mentiras y medias verdades…” (3/dic/ La Prensa. Honduras).

Las conclusiones de que en Honduras no pasará nada, que no deba de pasar, por la importancia geoestratégica que tiene para los Estados Unidos, están alejadas de la realidad. Independientemente de los resultados finales, lo cierto es que las actuaciones de los contendientes políticos dejan un país dividido y confrontado, en donde gobernar será cuesta arriba y cuya inestabilidad hará más vulnerable a Honduras y al Triángulo Norte ante las amenazas asimétricas que enfrenta. El análisis de la experiencia hondureña, sirve también para delinear el contexto geopolítico centroamericano

La única forma de superar cualquier incidente o malentendido, es por medio del diálogo franco, amplio y responsable; el cual no debe etiquetarse como el recurso de los perdedores, sino como el encuentro entre fuerzas representativas, capaces de convencer a sus seguidores que la ruta acordada es la correcta.