Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Belice y Guatemala: una historia con dos discursos (II)

Entre 1947 y 1973, Guatemala tuvo muchísimas oportunidades de recuperar el territorio reclamado a Belice, ya sea en parte o en su totalidad.

— Roberto Antonio Wagner
Más noticias que te pueden interesar

Entender la historia del diferendo de Belice es una tarea mucho más ardua de la que parece. Esta historia nunca ha reflejado la realidad política de las relaciones Guatemala-Reino Unido y posteriormente de las relaciones Guatemala-Belice. Los beliceños basan esta historia en dos pilares: primero es que el reclamo histórico es el beliceño que tuvo que independizarse del Reino Unido y ahora encuentra la adversidad de lo que ellos consideran son los intereses imperialistas coloniales de Guatemala, su segundo pilar.

Entre 1947 y 1973, Guatemala tuvo muchísimas oportunidades de recuperar el territorio reclamado a Belice, ya sea en parte o en su totalidad. En 1974, un año después de autodenominarse oficialmente Belice e iniciar una campaña organizada para lograr su independencia del Reino Unido (1981), también se inició una campaña de relaciones exteriores anticipando el reclamo territorial de Guatemala. Dicha campaña tuvo sus frutos antes de lo esperado, en gran parte debido a los planes de Guatemala de ocupar Belice militarmente, un craso error en la época del presidente Laugerud García.

Los beliceños explotaron a nivel regional y ante organismos internacionales una postura imperialista guatemalteca. Al mismo tiempo el territorio beliceño era utilizado con frecuencia por los diferentes movimientos guerrilleros que en 1982 conformaron la URNG, lo cual sirvió de plataforma para que en 1976 Cuba apoyara públicamente el derecho de Belice a la autodeterminación. Posteriormente México, Panamá y luego la Nicaragua sandinista hicieron el mismo reconocimiento.

El eco de estos países llegó a instancias multilaterales en las cuales Guatemala perdió el apoyo internacional y con ello nuestro derecho a un reclamo histórico. En 1980, la Asamblea General de la ONU votó con 139 votos a favor para reconocer la autodeterminación de Belice con reconocimiento territorial para finales de 1981. La resolución fue apoyada por la OEA. La historia es otra, pero poco hemos hecho para aclararla y proyectarla internacionalmente. Argumentar un reclamo histórico sobre Belice ignorando lo que he mencionado sería otro error de nuestras autoridades que siguen sin informar sobre la consulta popular. Tercer llamado.

@robertoantoniow

Etiquetas: