Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Arggggggg

Qué desvergüenza que el Minfin dilapide el fondo para carreteras y que, además, pretenda se apruebe un presupuesto desfinanciado y sin candados.

— Fernando González Davison
Más noticias que te pueden interesar

La primera versión de mi relato Matusalén en 1983, a cargo del gran Tono Móbil de cien ejemplares, fue ilustrada por Luis Díaz. En la portada en blanco y negro estaban varias rocas o tetuntes y un arggggggg largo, que era el fastidio del longevo personaje bíblico, que las lanzaba al aire, sin aparecer en la imagen. El texto es la historia personal de Matusalén hace cinco mil años, y la imagen reflejaba el fastidio de él, como el nuestro ahora contra el poder político corrupto de los gobernantes, como sucedió en Ur de los caldeos, por falta de ética y políticas justas.

Fastidiado, hoy también bramo arggggggg como interpretó Díaz ese desgarre, pero era el suyo contra de los hermanos Lucas a inicios de los ochenta porque con sus generales lanzaban ráfagas y asesinaban a campesinos y a demócratas indefensos para prolongar el colonialismo interno de siglos y la represión general sin distingo. La bota aplastaba a los indígenas que defendían sus tierras contra la apropiación de los generales que se estaban repartiendo la Franja Transversal del Norte en fincas de mil y dos mil caballerías cada una a lo largo de la frontera con México, incluso en Petén. Allí el quiché rebelde de Falla. La razón de la avaricia era la posible existencia de Petróleo en la zona, pues había en México al otro lado. Los positivos proyectos del gobierno anterior se continuaron ejecutando pero con gran corrupción por el presidente general Romeo Lucas y compinches, conocido paria internacional por ordenar la quema de la embajada de España, donde mató a campesinos “rojos” y a personalidades como el notable Adolfo Molina Orantes. Su hermano Benedicto actuaba y ganó de manera estratégica a la guerrilla con las tácticas que aprendió en Francia sobre cómo atacar a los sometidos bereberes por el colonialismo francés en Argelia. Acá los indígenas eran los bereberes. Arggggggg era el grito también por el luto masivo de esa mortandad contra “el enemigo interno” y por el desfalco al erario público, que llegó a extremos, pues se pagaron cientos de millones de dólares por obras como una fábrica de papel que nunca operó, y carreteras sin un metro de construcción, como sucede ahora con Odebrecht. En 1982 la elite vio que era imposible para el sistema seguir así y promovió un golpe contra Lucas y lo suplantó el idem perturbado Ríos Montt. Ahora le elite se cruza de brazos y avala a la clase política y a este gobierno. Y no se une a la lucha contra los corruptos. Digo arggggggg porque apoyó a Pérez Molina y su saqueo con sus compinches que llevaron a Guatemala a otro estadio horrendo como el de Lucas: las mayorías ahondan el subdesarrollo como pudo comprobar de nuevo el comisionado de la ONU Zeid bin Ra’ad al-Hussein: hay dos Guatemalas: la minoría privilegiada y las grandes mayorías excluidas que sufren desde siempre la miseria, el hambre y el subdesarrollo, con indicadores peores que en 2012, como registró su antecesora. Ella dio la alarma ese año, pero a la clase política y a la elite les vino guango y siguieron lucrando a costa del abandono del campesinado y demás pobres de diversa etnia. Guatemala se ha convertido en una fábrica de migrantes, dijo Hussein, pues tiene un sistema criminal: no importa que se haya eliminado la pena de muerte, pues acá la indiferencia mata a cientos al día por la ausencia de solidaridad de un Estado que debe velar por la vida por ley. Arggggggg por el colapso de Ur de los caldeos mientras Jimmy tuvo mucho que ver en la quema de medio centenar de niñas del Hogar Seguro, mientras sirve a sus generales y a los cientos de políticos y empresarios procesados por la CICIG-MP. Qué desvergüenza que el Minfin dilapide el fondo para carreteras y que, además, pretenda se apruebe un presupuesto desfinanciado y sin candados. Eso debe rechazar el Congreso, como los millones en bonos que piensa otorgar el Organismo Judicial, o los mil doscientos millones que demanda Joviel para los maestros, y los trescientos millones para la consulta popular sobre Belice con una cancillería en ruinas como el mismo gobierno, ineficaz e injusto en el gasto público. A unir nuestras piedras y hondas contra el Goliat corrupto. No hay otra. Arggggggg.

Etiquetas: