Viernes 15 DE Noviembre DE 2019
Opinión

Veintisiete años después

Veintiún años de elPeriódico, pareciera que no es nada, pero para quienes han estado luchando día a día, mes a mes y año tras año para que siga circulando y llegue a los lectores, es una hazaña.

 

Fecha de publicación: 16-11-17
Por: Miguel Ángel Albizures

No son solo los veintiún años al frente de elPeriódico que Jose Rubén Zamora, junto a un equipo calificado, han escudriñado la realidad nacional y la han puesto a la vista de la población, sino ya en 1990 con el surgir del diario Siglo Veintiuno, se le presentaba a los lectores otras alternativas de lectura, otro tipo de información para aquellos que no solo se preocupan de las balaceras y extorsiones que a diario sacuden a los guatemaltecos, sino también del quehacer de la clase política, de los diputados o ministros y de todos aquellos que en una u otra forma manejan los recursos del Estado o inciden en las políticas públicas. Desde esa época, muchos de quienes no teníamos espacio en otros medios, o andábamos con el temor de sufrir en cualquier momento un atentado de los grupos oscurantistas, tuvimos un espacio para decir lo que sentíamos, para plantear nuestra visión de la problemática nacional y opinar sobre cualquier aspecto que consideráramos importante, sin censura alguna.

Desde esa época comenzaron las amenazas y presiones para él, para Zamora, no solo por el contenido del periódico, sino por darle espacio a “comunistas”, a esos, a los que los miembros de Avemilgua y Fundaterror no aguantan a ver, pues les provocan retorcijones y fuertes dolores de cabeza y quisieran que todo el que no piensa como ellos, estén bajo tierra, pues según ellos, todos los que aspiramos a una nueva Guatemala, somos terroristas. Indudablemente, Jose Rubén Zamora ha estado en su mira desde hace tiempo, pues ha contribuido, a partir de las investigaciones y constantes denuncias en elPeriódico, a que muchos de sus compinches estén tras las rejas, lugar donde muchos de ellos también deberían de estar por los crímenes del pasado.

Veintiún años de elPeriódico, pareciera que no es nada, pero para quienes han estado luchando día a día, mes a mes y año tras año para que siga circulando y llegue a los lectores, es una hazaña, que debe ser valorada no solo en el extranjero, sino aquí en Guatemala por los sectores que comprenden la importancia de un periodismo independiente y denunciante, que ha puesto el dedo en las llagas que padece Guatemala. Por todo ello, va mi sincero reconocimiento a Jose Rubén Zamora y a quienes hacen posible que –a pesar de las presiones y amenazas de los dinosaurios– este medio continúe circulando y contribuyendo a la construcción de un Estado de derecho.

Los estudiantes de periodismo deberían de tomar muy en cuenta lo que Zamora dijo en una entrevista que le hizo Anabella Giracca, en octubre de 2010. “La buena práctica periodística es dudar, describir, expresar, revelar, descubrir, desnudar, dibujar la realidad con énfasis crítico y, fundamentalmente, poner a la vista lo escondido. La buena práctica periodística busca propiciar vigorosamente la libertad en el sentido más amplio, desmitificar fundamentalismos, las ortodoxias, el poder y realizar un libre examen de las realidades de la sociedad”.