Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Opinión

¿Renunciará Jimmy?

Dormita entre corifeos, celadores, dueños de circo y dedo imperial.

 

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

Se ha producido una extraña y tácita alianza entre los intereses oscuros, que larvan en la política de partidos e instituciones “representativas” del país, élite económica aherrojada y copetona, sus empleados, que operan bajo diversas fachadas, adláteres presidenciales –que protegen chamba y bonos– milicos incluidos y el último de los criollos. Plataforma “virtuosa”, a la que ordenadamente se han subido todos sus similares de ligas menores. Les unió, el súbito deseo por la estabilidad de la Nación. El ojo imperial, siempre impasible, reconoció y aprobó la ruta. Lo mismo hizo, en la etapa intermedia del escándalo Pérez/Baldetti. Con una mano exige juicio a corruptos y con la otra señala a cada mico su columpio y ordena no hacer olas; y para que el pueblo vea permitió, besamanos en público de diputados, gerente de la loba, vecinos de La Cañada y guiño presidencial. La idea: mantener a flote la cohorte política.

Está claro, las élites no creen en democracia amplia y sostenible, prefieren apañar el pacto de corruptos a cambio de negocios y “estabilidad” política. Pretenden no ver el caos: violencia, represión, hambre y descontento social… ya pasará suponen. Falso. Este país está en la cuerda floja o se apuntala democracia o la debacle continuará. Sorda. Aparentemente inexistente. La ceguera elitista, lanzó a Jimmy, un salvavidas, nada de antejuicios y licencia para andar inaugurando ferias (la del barrilete incluida), pintura de escuelas, falsas certificaciones de aeropuerto y vida paradisiaca. A cambio, este deja el poder real, en manos y cabezas, quién sabe de quién, facilita a través de su Policía desalojos campesinos, detención de periodistas y dirigentes comunitarios, espionaje y amedrentamiento a organizaciones sociales y analistas. Se compromete a “dejar morir” la red vial, para justificar, con aplauso ciudadano, la privatización de construcción y ganancias del sistema carretero. Por su parte los ninis en el Congreso, promueven leyes pro impunidad: Amnistía a los viejos chafas, restricción a la actividad de las ONG y “valiente” legislación contra el terrorismo. Jimmy solo observa y asiente, no da para más.

Así, en esas condiciones, sin fuerza dirigente visible, en el Ejecutivo, deberemos aguantar las peroratas, aguadas y sin gracia de aquel uno. En consecuencia la sociedad debe sostener la movilización democrática, la mayoría rechazamos el pacto de corruptos, y hay que expresarlo. La Asamblea ciudadana, está en la calle hoy, desde las once del Paraninfo al Congreso. La juventud ejercita el músculo político. Así que pese a cirqueros, payasos y trapecistas, la primavera está próxima.

Etiquetas: