Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Opinión

Presidencia rotativa en el TSE

Fecha de publicación: 10-11-17
Por: editorial

Mediante el Decreto 26-2016 del Congreso se reformó el Artículo 126  de la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), el cual quedó así: “Presidencia del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La Presidencia del Tribunal Supremo Electoral, será desempeñada por los mismos magistrados titulares que lo integran, en forma rotativa en cinco períodos iguales, comenzando por el Magistrado de mayor edad y siguiendo en orden descendente de edades. En la primera sesión que el Tribunal Supremo Electoral celebre después de haber sido instalado, procederá a designar al Presidente y a establecer el orden de los magistrados vocales conforme a su derecho de asunción a la presidencia”.

Antes de la reforma legal indicada, los cinco magistrados propietarios del TSE debían elegir entre ellos al que ocuparía el cargo de Presidente del TSE durante el respectivo período de funciones de seis años, lo que era lógico porque garantizaba estabilidad y evitaba que cada año se cambiara la dinámica presidencial abruptamente como ocurre actualmente en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y en la Corte de Constitucionalidad (CC), en las cuales la presidencia es rotativa, como ahora también quedó establecido para el TSE.

Por cierto, las diferentes propuestas de reforma constitucional contemplan que la presidencia de la CSJ y de la CC duren más tiempo, para terminar con la inestabilidad derivada del cambio anual de presidente.

Sin embargo, la ambición rompe el saco. Indudablemente lo que ocurrió es que todos los magistrados del TSE quieren ser presidentes y decidieron romper la tradición de una sola presidencia durante los seis años. Pero todavía está peor el asunto, porque los cinco magistrados propietarios deberán rotarse la presidencia durante seis años, que es lo que dura el período de funciones de cada Magistratura del TSE. O sea que cada presidencia durará 1 año, 2 meses y 12 días. ¡Injustificable!

Sin duda, todos quieren que su foto quede colgada como presidente en las instalaciones del TSE, así como ocurre en la CC y en la CSJ, que, por cierto, son tantas las fotografías de presidentes que ya no caben en los salones destinados al efecto. Incluso, hay casos en que los presidentes lo han sido dos o más veces en diferentes magistraturas y, en lugar de colocar una sola foto del respectivo magistrado, con la indicación de que ocupó la presidencia varias veces, se colocan tantas fotografías de la misma persona como años ocupó la presidencia rotativa.

Por consiguiente, en nuestra opinión, al igual que ha ocurrido en el pasado, esta malhadada modificación de la LEPP debe revertirse en la próxima reforma y dejar la presidencia como estaba, que ha funcionado bien desde que se instaló la primera magistratura del TSE el 30 de junio de 1983, integrada por los ilustres abogados Arturo Herbruger Asturias, René Búcaro Salaverría, Gonzalo Menéndez de la Riva, Manuel Ruano Mejía y Justo Rufino Morales, habiendo ocupado la presidencia durante dicha magistratura el licenciado Herbruger Asturias.