Viernes 19 DE Julio DE 2019
Opinión

Belice: enésimo round

Cuál es el nivel de poder con el que Guatemala cuenta para lograr que la Corte Internacional falle a nuestro favor.

 

Fecha de publicación: 07-11-17
Por: Roberto Antonio Wagner

“¿Está de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala en contra de Belice sobre territorios continentales e insulares, y cualesquiera áreas marítimas correspondientes a dichos territorios sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que esta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?” Esta será la pregunta que en poco más de cuatro meses tendremos que responder con un sí o no en la consulta popular sobre el diferendo con Belice, nuestra sempiterna espina en el zapato.

La pregunta en sí es un reflejo de la irracionalidad con la que hemos tratado el tema Belice durante las últimas décadas. Con el respeto de quienes han tratado y hoy apoyan este proceso, desde una perspectiva teórica estratégica, de solución de controversias y pragmática, el mismo resulta irracional. No hay o aún no se vislumbra una campaña de socialización y concientización sobre el tema y el tiempo es insuficiente para el éxito de la misma, tampoco hay esfuerzos diplomáticos sustantivos regionales o multilaterales que brinden una imagen objetiva sobre el diferendo mucho menos que brinden una imagen favorable para Guatemala. Esfuerzos que Belice sí ha hecho y que la imagen del mismo esté distorsionada a nivel internacional en contra nuestra.

Por esto pareciera que a nuestras autoridades poco les importa qué tan informados estén los guatemaltecos sobre el tema. Cuál es el nivel de poder con el que Guatemala cuenta para lograr que la Corte Internacional falle a nuestro favor: ya sea obtener territorio, garantizar la salida al mar o simplemente solucionar el conflicto. Por nivel de poder entendemos la diferencia entre la máxima recompensa y el peor castigo. ¿Cuánto vamos a sacrificar por lograr nuestro objetivo? De momento serán un poco más de 300 millones de quetzales el costo de la misma y luego, de ganar el sí, el gobierno deberá informar sobre los costos que conlleva litigar en la Corte Internacional de Justicia.

A pesar de la irracionalidad del caso, nada ganamos con seguir haciendo leña del árbol caído, nuestras autoridades ya han hecho más que suficiente. Por lo tanto, el siguiente paso es informar más sobre el tema con miras a la consulta popular.

@robertoantoniow