Lunes 22 DE Julio DE 2019
Opinión

Desarrollo del cristianismo en el mundo (II)

Apoyo las políticas de la CICIG y refuto el fallo de la Corte de Xibalbá.

 

Fecha de publicación: 13-10-17
Por: Fernando González Davison

Mientras desaparecen los dioses del Olimpo a mediados del primer milenio, cada generación creaba la imagen de Dios a su manera: los monjes monásticos surgen y pregonan un cristianismo individual en la soledad ajenos a la solidaridad de la mayoría de prelados. Un monasterio famoso es el de Santa Caterina en el desierto de Sinaí, contiguo a donde Moisés recibió los Diez Mandamientos. Otros monjes como San Antonio y San Benedicto mezclaron lo individual y colectivo en los monasterios para que los monjes vivieran una vida comunal trabajando con los demás. Vida ascética y colectiva a la vez, con reglas claras donde el abad tenía la última palabra. La controversia de la época: ¿Cuál es la naturaleza de Jesucristo? ¿Humana, divina, ambas? También se generan nuevas sectas, tras adoptarse el Viejo Testamento al canon cristiano, pues en este vale la poligamia y otros actos impropios de los nuevos tiempos.

Mahoma irrumpió con el Islam yihadista en el siglo VIII y tembló el cristianismo. El nuevo poder  redujo el espacio  del Imperio Romano de Oriente con sede en Constantinopla: perdió Medio Oriente y el norte de África y casi desapareció el cristianismo, pues el Islam se impuso, incluso en Hispania. Constantinopla siguió siendo el eje de la iglesia cristiana ortodoxa  mientras una Roma arruinada se distanció del Pope de Constantinopla pues el Papa señaló que varios pasajes del Nuevo Testamento le dieron a Pedro, sepultado en Roma, las llaves de la Iglesia, omitiendo lo estatuido por los últimos emperadores. El catolicismo romano, empero, se extendió al norte de Europa mientras Carlomagno asumió como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que dio un nuevo peso político al papado y al catolicismo. A su muerte, se inició el esplendor católico medieval. Se definen tres clases sociales: los adoratore (curas), los belatores (guerreros) y los laboratores (trabajadores) que van a construir las grandes catedrales. Surgen los caballeros y sus códigos de honor, los duelos y la justicia de Dios. El Papa Gregorio se impone al poder terrenal.

Estimula a la nueva Orden de los Templarios y lanza las cruzadas para recuperar Jerusalén como respuesta bélica al Islam y obtener un botín.

Pero atacan también a judíos, cristianos ortodoxos, cátaros, prusianos y otros enemigos de los papas.

En el siglo XI los mongoles derrotaron a los árabes y al Islam en Medio Oriente destruyendo los regadíos milenarios, que iniciaron su declive. Los mongoles también derrotaron a los europeos, pero estos se salvaron de ser destruidos porque el general mongol fue llamado a su capital a elegir un nuevo Khan. Otro general mongol salvó a Constantinopla a ruego de su esposa, una cristiana nestoriana ortodoxa. Los principados primitivos eslavos crearon Rusia y, unidos, detuvieron al mongol y al Islam. Y adoptaron la religión ortodoxa para aglutinarse más.  En occidente, surgen las primeras universidades, siendo notables la de Bolonia, París, Oxford… para atender las nuevas necesidades de los estados feudales, de las ciudades que crecen y de la burocracia. Van a otorgar títulos de bachilleres y maestros a frailes y laicos. Su finalidad secular es el bien común. La enseñanza es en latín. Tienen un rector o un dean. La razón y la lógica son el centro de la educación. Platón y Aristóteles en sincronía con las enseñanzas de Jesús, según San Agustín. Hay clases de retórica, gramática, astronomía, artes, teología. El eje es la “unidad del conocimiento”. Se llega a la verdad leyendo, dialogando y discutiendo.