Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Jimmy Morales y los diputados representan un riesgo para la población

¡Vamos Todos al Paro Nacional!

 

— María Aguilar
Más noticias que te pueden interesar

El Presidente Jimmy Morales, los diputados y numerosos funcionarios de gobierno han demostrado que se deben a la impunidad, corrupción y el crimen. Su actitud descarada pero sobre todo hostil y amenazante deja claro que es irresponsable y peligroso tenerlos en el poder, representan un riesgo para la población, por eso, debemos sacarlos.

A Guatemala le fue otorgada una segunda oportunidad histórica para construir cambios sustanciales pero debemos estar dispuestos a pagar el precio. El camino no está rodeado de flores ni será pacífico porque los cambios radicales y las revoluciones nunca lo han sido. Y eso es lo que Guatemala necesita: una revolución, pero no bajo los esquemas caducos de la Guerra Fría ni de la lucha armada.

Necesitamos que los diversos colectivos sociales-políticos tengan la valentía de abandonar sus egos, bajar de sus pedestales urbanos clase medieros y que peleemos juntos, por algo más que la lucha contra la corrupción, teniendo claro que estamos sobreviviendo dentro de un sistema insostenible, excluyente, patriarcal y racista.

La evidencia nos demuestra que es ingenuo cambiar al monstruo por dentro. Por eso, esta es nuestra oportunidad de refundar Guatemala desde todos los rincones. Es momento de alianzas con pueblos indígenas pero en condición de  igualdad, no como un apéndice, menos como un sector que solo sirve para acuerpar movimientos urbanos.

Acabemos con la idea de que la lucha contra la oligarquía es imposible y que por lo tanto, el único camino es aliarse con ella. Y quienes mantengan esta postura seguirán siendo el primer obstáculo para un cambio estructural e incluyente en Guatemala.

Necesitamos esperanza y ganas de soñar, trabajar y construir alternativas de Estado y gobernanza que no nos aten a los mismos grupos de poder económico-políticos causantes de todas las crisis y miserias económicas.

¡No permitamos que la blandura del 2015 se vuelva a repetir! ¡No apoyemos cambios superficiales para evitar estigmatizar a ciertos sectores! ¡Es momento de definir nuestras posturas!

Guatemala se ha desangrado permanentemente, ha muerto tantas veces pero dentro de la agonía también ha aprendido a resistir.

¡Vamos Todos al Paro Nacional!  ¡Este es un paso para ir por un nuevo Estado!

Etiquetas: