Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Al César lo que es del César

“… pues siempre había otra verdad detrás de la verdad”: Gabriel García Márquez.

 

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

La verdad no recuerdo cuántas veces, para referirme a diferentes  temas, he usado este título: Al César lo que es del César. Hoy lo hago, para ser congruente  con lo que escribí el sábado recién pasado: “Dejemos de echarle leña al fuego”; artículo en el que hice un llamado a la concordia exhortando a la unidad de los guatemaltecos para que el mundo nos vea como un país civilizado, serio, estable, seguro para invertir y así generar empleo que es lo que más falta en nuestro país, y no los discursos del fin del mundo que a algunas y algunos frustrados, que hablan con “la embajada” o con “los de adentro”, de la prensa les encanta propalar. Pobres imberbes diablos.

Hoy haré junto a ustedes un poco historia. Creo que hay que conocer “lo bueno, lo malo y lo feo” de los expresidentes de Guatemala, porque es mi parecer que todos los guatemaltecos que han sido Presidentes de la República, al menos desde que iniciamos este nuevo período democrático en 1986, tienen un bagaje de conocimientos y experiencias que se pierden porque los exmandatarios en su mayoría se autoexilian. Esa ha sido la norma y ese es según mi parecer un error. Todos los presidentes unos más, otros menos han vivido momentos difíciles y los supieron superar, unos muy bien y otros no tanto, más las experiencias y enseñanzas de esos momentos solo ellos las tienen. Yo propongo que la Presidencia de la República, que es el Presidente y el Vicepresidente actuando de consuno, debiera tener un “Consejo Presidencial” compuesto por los expresidentes, que ellos escogieran según su mejor parecer para aprovechar esas experiencias y esos conocimientos que ahí están desperdiciados.

Seguramente esta propuesta tendrá opositores inmediatos, son esos que les encanta criticar pero nunca proponen algo constructivo. Yo creo que Vinicio Cerezo, que se ha mantenido vigente desde su “Fundación Esquipulas”, por la que no me decanto, pero que nos guste o no, algo ha tenido que decir durante 27 años y le ha permitido tener relación con mandatarios de muchas latitudes y por ello está vigente, más ahora desde el SICA. Seguro que Vinicio algo podría aportar en las crisis que en el gobierno se dan siempre.

Álvaro Arzú, el político más exitoso en la historia de nuestro país, es otro que  se ha mantenido vigente. No aprovechar su conocimiento tras 40 años en la política, desde  una organización de jóvenes pasando por diferentes cargos de responsabilidad hasta llegar a la Presidencia de la República y a la Alcaldía de la ciudad capital por muchas veces y gozar del aprecio de los habitantes de la metrópoli, no dudo que su consejo será valioso, y no debe desperdiciarse.

Seguro estoy que Oscar Berger, fuera de la escena pública por voluntad propia, algo tendrá que decir con acierto si se le consultara igual que Álvaro Colom, político tenaz que por años luchó, sorteando infinidad de dificultades hasta alcanzar la Presidencia. No dudo que tener en una mesa, ante un problema nacional que resolver a Vinicio Cerezo, Álvaro Arzú, Oscar Berger y Álvaro Colom mucho bueno aportarían para Guatemala.

Etiquetas: