Lunes 20 DE Noviembre DE 2017
Opinión

El rincón de Casandra

Predicciones (algunas).

— Jacques Seidner
Más noticias que te pueden interesar

En 1998 Kodak tenía 170 mil empleados y vendía el 85 por ciento del papel fotográfico mundial. En unos pocos años su negocio se hundió y cayó en bancarrota. Hoy solo los viejos recuerdan a Kodak.

Lo que le ocurrió a Kodak le sucederá a muchas otras industrias en los próximos diez años a pesar que las mayorías no lo ven venir. ¿A caso se pensaba en 1998 que en tres años no se volverían a revelar fotos en papel?

Aunque las cámaras digitales fueron inventadas en 1975 no fueron apreciadas hasta que las mejoraron técnicamente y que entraron en la era del desarrollo exponencial al igual que sucedió y sucederá con la inteligencia artificial, la medicina, los carros eléctricos y autónomos, la educación, la impresión en 3D, la agricultura, lo que afectará la vida tal como la conocemos en la actualidad.

Veamos al azar algunos ejemplos.

Softwear: hará tambalearse a la mayoría de las industrias tradicionales en los próximos diez años. Uber es solo una herramienta de softwear. No posee un solo carro y es la mayor empresa de taxis del mundo. Airbnb es la mayor empresa hotelera mundial sin poseer edificio alguno.

Inteligencia artificial. Las computadoras / smartphones van siendo exponencialmente mejores en su interrelación con el mundo. Este mismo año un ordenador derrotó al mejor jugador mundial de GO diez años antes de lo que los científicos lo habían predicho.

En EE. UU. los jóvenes abogados recién graduados no consiguen trabajo. Con la aplicación IBM-Watson el ciudadano común puede obtener asesoría legal para asuntos por ahora sencillos, ello en algunos segundos y 90 por ciento de seguridad frente al 70 por ciento que le asegurara un consejo legal humano. Si está estudiando Derecho cambie de profesión. En pocos años habrá un 90 por ciento menos de abogados. Solo sobrevivirán los especializados en casos excepcionales.

Carros autónomos. Los primeros saldrán a la venta en 2018 lo que llevará en pocos años a una industria automovilística conmocionada. No será necesario tener carro. Bastará pedir uno por celular, se presentará donde usted esté y lo llevará donde quiera. No requerirá aparcarlo solo pagar la carrera. Uber cambiará de estilo. Podrá si lo desea trabajar durante el trayecto y nuestros nietos no requerirán ya licencia de conducir por no serles necesario.

Energía solar. Las ciudades serán menos ruidosas y menos contaminadas. La energía solar ha crecido exponencialmente en los últimos años y su impacto hoy es creciente. El año pasado se instalaron en el mundo más generadores solares que de energía fósil.

Son estos unos pocos ejemplos de los cambios en curso y por venir.

Prepárense: la vida cambiará tanto como lo hizo a raíz de la Revolución Industrial y más aún durante el siglo XX.

Se los asegura Casandra.