Jueves 23 DE Noviembre DE 2017
Opinión

Legistativo y Ejecutivo organizados por clicas

Democracia de gavillas

 

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

Cuando partido oficial y gobierno se pronuncian,  es enorme la desazón y el desánimo. Presenciar sin maquillaje, el estado del arte de la política partidaria, es decepcionante: mediocre, abusiva y cachimbira. Hacen el esfuerzo por parecer políticos de verdad. Los traiciona lo huesero y su escasa cultura. No tienen capacidad en asuntos de Estado.  Su principal “contribución” democrática, ha sido controlar obra pública y para ello, mantener a Jimmy –aunque sea con ventrílocuo– es imprescindible. No importa su escasa legitimidad: “al final es legal  y obtuvo más  votos”. Sin embargo, para curarse en salud,  la gavilla oficial -en el Congreso- compró refuerzos  e hizo alianzas, con los únicos que aceptaron: las clicas de Otto Pérez y un tal Baldizón.  Impresentables. Pero con derecho a voto.

Ellos y ellas saben que les queda poco tiempo en cargos públicos. Así que su decálogo incluye cuestiones como: hoy por ti mañana por mí. Pisto en mano cuerpo en tierra. La vergüenza pasa, el pisto  queda, además, por donde pasan muerden. Así que defender al  cómico Presidente, les cae como anillo al dedo en su siniestro plan. Su “único” argumento, es que defienden    institucionalidad y  estado de derecho ¿?.  Nos creen babosos. Jimmy,  se aisló de forma torpe. Se me hace que ya no aguanta la peña. En política no se improvisa. Payasadas las puede hacer cualquiera. Buenas payasadas solo el Presidente. Así que Jimmy, con juicio o sin él. Está fuera de la historia –trascendente- de este país. No le quedarán más que  fotos con la banda presidencial, haciendo ridículas juras a la bandera. Presume de nacionalista, pero sin animarse a denunciar el CAFTA, ni  la política hemisférica de defensa. Así, la pose nacionalista no le queda Presidente, menos a aquellos lacayos imperiales, ahora a su servicio, que lambisconamente, por décadas, utilizaron el anticomunismo como bandera proteccionista  para enriquecerse y abusar de los bienes públicos. Cito un solo ejemplo: la adjudicación de tierras a generales y políticos “anticomunistas”, en la Franja Transversal del Norte. Son eso: corruptos y  aprovechados. Ese es el círculo del Presidente. Última cohorte de esquilmadores.

De nada servirá a la clica presidencial, el besamanos empresarial. No olvide el beso de Judas. O sus reuniones con el lumpen de la organización popular. Estos viven de las migajas del erario. Aplauden al sátrapa y luego le clavan la daga. Siempre otro paga más. A las fuerzas democráticas –aquellas que no quieren foto como Jimmy- les corresponde: derrotar  las clicas y construir democracia.