Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Pleitesía al rey

No por gusto quienes están tras las rejas, también vitorearon al rey con la esperanza de salir y continuar fortaleciendo las estructuras criminales desarticuladas por la acción del MP.

 

— Miguel Ángel Albizures
Más noticias que te pueden interesar

En esta crisis por la que atraviesa Guatemala, no se podía esperar otra cosa del alcalde y los alcaldes, que mantienen sus barbas en remojo y que sienten que el peso de la ley puede caerles encima. Adular al rey, por su decisión arbitraria, es cubrirse con la misma chamarra y aprovechar para esconder las sinvergüenzadas cometidas, lo cual solo es posible paralizando el accionar del Ministerio Público y de la Comisión Internacional contra la Impunidad. Todos ellos, los que alabaron al rey en la reunión de alcaldes, tienen la cola machucada y se han ganado un puesto en la fundaterror, que se encuentra en su pura salsa, pues  su jefe la emprende contra los tres magistrados de la Corte de Constitucionalidad  que, con su voto, ponen en su lugar al presidente Jimmy Morales.

El Señor Presidente, el que define Miguel Ángel  Asturias, estuvo a punto de cometer otros dos errores garrafales, quién sabe por qué no lo hizo, pero le comían las manos para reprimir, al estilo de los dictadores, las justas protestas ciudadanas. Posiblemente el Ministro de Gobernación no se prestó a ello y el de la Defensa no quería seguir manchando a la institución, que históricamente ha estado al servicio de los sectores de poder o bien  porque pensaron que la cosa no era fácil, y que la reacción de la población hubiera sido contundente. Midió y estuvo a punto de dar el otro paso en falso que era imponer el Estado de sitio y restringir las garantías constitucionales, lo cual, indudablemente hubiera llevado a la desobediencia civil y estaríamos en una situación difícil de prever por las diferentes fuerzas e intereses en pugna.

Hoy se desata una campaña contra el jefe de la CICIG y el MP, especialmente contra la Fiscal General y en contra de los medios de comunicación y periodistas que en una u otra forma han condenado el actuar del presidente Jimmy Morales.  Esta crisis provocada por el presidente, hace salir a la luz, y a las calles, a las fuerzas oscurantistas que se han opuesto a las reformas constitucionales y de la ley electoral que pueden atacar las manos de los políticos corruptos que han ascendido o pretenden ascender al poder con el apoyo de las mafias. No por gusto quienes están tras las rejas, también vitorearon al rey con la esperanza de salir y continuar fortaleciendo las estructuras criminales desarticuladas por la acción del MP. Pareciera que el presidente ya ha decidido continuar el camino equivocado y jugarse el físico por las mafias, entre ellas los de la “juntita”, los militares retirados y los empresarios, que sienten pasos de animal grande y quieren salir de la Fiscal General, del jefe de la CICIG y de todos aquellos que en una u otra forma están contribuyendo para establecer un auténtico Estado de Derecho. Jimmy es un aprendiz de dictador, se le olvida que hoy soplan otros vientos en las calles y en las plazas que pueden hacerlo pasar a la historia como otro presidente derribado por la fuerza ciudadana.

Etiquetas: