Domingo 17 DE Febrero DE 2019
Opinión

Recuento de daños

“el planteo de Telma Aldana de un dialogo puede calmar la situacion”.

 

— Miguel Ángel Sandoval
Más noticias que te pueden interesar

Las crisis destapadas (así en plural) por la inopinada exigencia de expulsar a Iván Velásquez del país nos hablan de una situación en donde las instituciones, a pesar de todo, tienen el espacio necesario para resolver los problemas políticos o institucionales, por serios que sean, dentro del marco de ordenamiento legal que tenemos. Ese es el dato positivo de los últimos días. Junto con la reactivación de la movilización social a nivel nacional. El 2015 y su espíritu, están de regreso. Es la democracia a la que aspiramos y que ojalá se pueda consolidar.

En el resto de temas hay retrocesos evidentes. Para que no quede duda, la solicitud de declarar non-grato al comisionado Iván Velásquez, solo nos dice de un intento de frenar el proceso de lucha contra la corrupción y la impunidad que le acompaña. Se puede decir que no es así, que se exagera cuando se señala esto, pero la verdad de las cosas es que la alianza de Fundaterror, ex-pac, mariscal Zavala, o diputados impresentables, solo nos dice que se vio como la posibilidad de frenar, retroceder o eliminar la lucha contra la corrupción. Perdieron.

Hay otros costos. Se perdió una ministra de Salud y su equipo, junto con una visión fresca en el tema de salud. Eso no se recupera de un día a otro. Ahora habrá prueba y error para encontrar un funcionario que no tenga la cola larga por corrupto. Pero difícilmente se encontrara una visión integral como la que se pierde.

Se puede decir algo parecido del Canciller que fue defenestrado. Se pierde el acumulado de gestiones que buscaron presentar una imagen de Guatemala alejada de los despropósitos del gobierno anterior y del actual. Aquí la pérdida es para reflexionar.

Otros que renunciaron son el comisionado de puertos y aeropuertos, Enrique Godoy y Víctor Hugo Godoy, en Copredeh, que dejan espacios que difícilmente pueden ser ocupados con la calidad de los que terminan sus funciones. Y hay otros funcionarios que marcaron distancia del jefe del Ejecutivo cuando interrogados por los medios de comunicación, afirmaron que respetaban la postura del presidente sin decir nunca que la apoyaban. Esto habla de una fisura evidente.

En todo caso, la crisis sigue abierta y no se ve solución al alcance ni fácil. Sin embargo, el planteamiento de la Fiscal del MP de buscar una salida por la vía del diálogo parecería llamada a tener el rol de calmar las aguas, por ahora agitadas.

Etiquetas: