Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Un gobierno come niños

Incumplimiento de burocracia mato a niña chortí.

 

— Helmer Velásquez
Más noticias que te pueden interesar

En pleno fragor de las luchas de liberación de los pueblos del sur e inicio de nuestros años de escuela, empezamos a escuchar que en los Estados “comunistas totalitarios” devoraban niños: religiosos y “conferencistas” internacionales eran portadores de aquellas noticias. Doy fe de ello. El criminal mensaje estaba dirigido a mentes poco cultivadas y niñez de escuela pública. Sin comprender mucho el asunto, nos alarmaba que en el mundo “comunista” comieran niños. La patraña se diluyó, como su humeante base y todo quedó en torpe mensaje, anticomunista, destinado a asustar padres incautos.

Transcurridos cincuenta años de aquellas terroríficas historias. La realidad–lamentablemente– se impone: En Guatemala los niños mueren –hoy– por hambre y desnutrición. El Estado, protector de la familia. Es una ficción. Solo sirve para protocolo, vinos, parranda y despilfarro. Se esmera –hasta donde puede– en reprimir ladronzuelos surgidos de asentamientos precarios. Jóvenes, que por omisión del Estado mismo. No alcanzaron escuela. Hace esfuerzos –este Estado– por cuidar barrios de gente bien, y la prosperidad de los negocios de sus captores. A cambio, se facilita la corruptela de funcionarios del cuatrienio y circo para las masas. Diálogos filosóficos o tonterías de funcionarios medianamente leídos. Mantener el poder económico, político y militar intacto –eso sí– es la tarea. Poder impoluto. En este trágico contexto, el Organismo judicial, en un fallo, dictado por un Juzgado de Zacapa hace cuatro años, condenó, la omisión del Estado guatemalteco en cumplir los derechos de cuatro niños de la Comunidad Cañón de Tisipe, Camotán, Chiquimula; los niños –previamente– y ante lo trágico de su situación: sin casa, escuela, alimentos, salud. Acompañados por la Organización Campesina Chortí Nuevo Día acudieron a la Justicia; con la esperanza que –una vez probada la violación a sus derechos– en sentencia se obligara al Estado a cumplir con su función: y este les brindara la atención a que le obligan las leyes.

Ante lo contundente de la demanda, bases legales y justeza: El Juzgado Zacapaneco, condenó al Estado por incumplimiento de deberes y mandato resarcir el daño causado, brindando protección básica a los niños: Escuela, salud, alimento. Se ordenó la tarea a: Secretaría de Seguridad Alimentaria, Fondo de Tierras, Mineduc, Salud, entre otros. Nadie cumplió: Ayer falleció Mavelita Interiano, una de las niñas con medidas de protección prioritaria. Este Estado corrupto abandona a sus mejores hijos: Los niños. Hay responsables, de este homicidio cargado de agravantes. El drama, implica revertir prioridades de Estado. Demagogos incapaces. Las justificaciones solo agregan vergüenza social.

Etiquetas: