Domingo 9 DE Diciembre DE 2018
Opinión

Tiempos interesantes (II Parte)

“Que los dioses te permitan vivir tiempos interesantes”. Proverbio Chino.

 

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

El sábado anterior dije que estamos viviendo tiempos interesantes. Mencioné a los grandes poderes facticos del mundo: El Club Bilderberg, y a las multimillonarias familias Rothschild y Rockefeller, quienes tienen que ver en todo lo importante que sucede en el planeta. Al final dije que hoy veríamos lo que pasará en Guatemala, que al fin de cuentas es lo que nos debe interesar.

En ese orden de ideas todos nos preguntamos cómo actuará el nuevo Procurador de los Derechos Humanos, el abogado quezalteco Augusto Jordán Rodas Andrade, un desconocido para el gran público que espera de él imparcialidad y que su gestión difiera de la de su antecesor que siempre actuó como comparsa de la CICIG y del MP, buscando un fugaz protagonismo que ya desapareció. Afortunadamente declaró el nuevo PDH que su principal prioridad será la vida, con lo que todos nos alegramos, siempre y cuando sea la vida de todos los guatemaltecos: los civiles, los militares, los policías, los ricos y los pobres. Que no se vuelva un enemigo de las fuerzas de seguridad que hace que se inhiban de actuar ante la delincuencia por miedo a la parcialidad del PDH ya que por defender la vida y la hacienda de los guatemaltecos terminen ellos, los agentes del orden, en la cárcel. Si se desmarca de su antecesor seguramente que tendrá éxito en su gestión.

Del señor Embajador de los Estados Unidos de América, Mr. Luis Arreaga, esperamos los guatemaltecos que sea un digno representante del Presidente del país más poderoso de la Tierra y, que en la tradición del respeto a las leyes y a los guatemaltecos, actúe apegado al Artículo 41 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, que dice: “…También están obligados (los diplomáticos) a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado (en este caso Guatemala)” y que él conoce perfectamente. Si él imprime su carácter personal serio y profesional a su gestión, seguramente nos irá muy bien a todos.

Qué pasará con las Cortes, la Suprema y la de Constitucionalidad, que se encuentran en su peor momento en cuanto a credibilidad e imagen. Se han cometido arbitrariedades que ponen en entredicho su imparcialidad y la responsabilidad que tienen en estos delicados momentos en que es prioritario para el Estado la inversión nacional y extranjera, esa que no se da ante la carencia de certeza jurídica, sobre todo con los nefastos mensajes en contra del Sector Productivo, los que pueden desestabilizar al Estado, y eso es peligrosísimo.

¿Qué pasará con el Congreso? ¿Seguirá provocando el crimen político más grande de nuestra historia? Los diputados deben actuar con dignidad, y así salvar el sistema de partidos políticos, única vía para mantener la democracia, de no hacerlo nos empujan al socialismo del siglo XXI. Deben cambiar la LEPP.

El Presidente y el Vicepresidente cuentan con el apoyo del Sector Productivo, de los Estados Unidos, del Ejército, siempre “sacando las castañas del fuego” en los desastres naturales y hasta con los caminos y bacheos. Así que don Jimmy y don Jafeth terminarán su período pese a los ataques de los que viven del conflicto.

Etiquetas: