Martes 19 DE Febrero DE 2019
Opinión

Entendiendo a los Estados del Caribe Oriental

Es importante destacar que los votos de la Organización de Estados del Caribe Oriental en Cancún sobre la propuesta de Declaración sobre la situación de Venezuela fueron claves.

— Luis Fernando Andrade Falla
Más noticias que te pueden interesar

La 47 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, que tuvo lugar el 19 de junio en Cancún, en el caribe mexicano, evidenció una vez más que en las decisiones trascendentales de este foro hemisférico, como fue la relacionada al rompimiento del régimen constitucional de Venezuela, al momento de las votaciones la posición concertada de los países miembros del Caribe Oriental, que normalmente pasan desapercibidas y que se dan en ciertas circunstancias por descontadas, son las que finalmente inclinaron la balanza a favor de la posición del gobierno venezolano.

 Tuve el privilegio en calidad de secretario general de la Asociación de Estados del Caribe, AEC, de 25 países miembros, www.acs-aec.org, en el período (2008-2012), una referencia de la agenda y su desarrollo ver, P06-07 Andrade Falla spa.indd – FIRST Magazine, que me permitió conocer de cerca los intereses, las fortalezas, las vulnerabilidades y las amenazas a las siete islas anglófonas del Caribe Oriental: Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Monserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, cuya area geográfica en su conjunto se estima en 4,271 km2 , un area geográfica similar a la extension del departamento de Escuintla.

En el primer acercamiento que sostuve con la directora general de la Organización de Estados del Caribe Oriental, OECO, Len Ishmael, (2003-2013) en la sede en Castries, Santa Lucía, me comentó a manera de recordatorio que la pérdida de la producción exportable de banano a Europa de estos países había tenido un impacto fuerte en la estabilidad laboral y social de un alto porcentaje de la población de estas islas. Efectivamente países de América Latina entre los cuales estaba Guatemala, Estados Unidos, entre otros, lograron que a través de la Organización Mundial del Comercio, OMC, se eliminara el trato comercial favorable que Europa ofrecía a sus excolonias de África, el Caribe y el Pacífico, ACP, en relación al banano.

 Esta introducción de la directora de la OECO fue una alerta de que había que hacer un esfuerzo serio y consistente a favor de una agenda desde la AEC que tomara en cuenta los intereses de estos países.

 Ahora bien, la unidad y fortaleza política y diplomática de la OECO se ha hecho sentir primero dentro de la Comunidad del Caribe, CARICOM, caricom.org, una organización regional de 15 países de pleno derecho, que es la institucionalidad por excelencia que dirige la diplomacia global de esta región. La incidencia de la OECO dentro del CARICOM ha permitido que su secretario general actual, Irwin LaRocque, sea de Dominica. La creciente incidencia de la OECO se ha manifestado también en la AEC. La actual secretaria general, June Soomer, es de Santa Lucía. Y en la OEA de 35 países miembros, el CARICOM, que representa el 43 por ciento de los votos, se ha garantizado dirigir en los últimos tiempos la Secretaría General adjunta.

 El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, a diferencia de otros mandatarios del hemisferio occidental, consciente de la relevancia de la OECO, participó el 12 de abril pasado de forma sorpresiva en la 64 reunión de Jefes de Gobierno de esta organización, que tuvo lugar en San Cristóbal y Nieves, un hecho inusual, como antesala a las votaciones que se dieron posteriormente en la OEA en los meses de mayo y junio.

Es importante destacar que los votos de la OECO en Cancún sobre la propuesta de Declaración sobre la situación de Venezuela fueron claves, en contra votaron San Cristóbal y Nieves, San Vicente y la Granadinas y Dominica. Y los países que se abstuvieron de votar, que así también incidieron fueron los de Granada y Antigua y Barbuda.

Es importante entender a los Estados del Caribe Oriental y recoger algunas lecciones de estas votaciones. En el proceso de globalización las asimetrías entre países avanzados y las regiones más vulnerables y atrasadas se amplían en una inercia que no se altera por sí misma. Pareciera que es necesario ir replanteando o bien reajustando algunos acuerdos de tratados de libre comercio y/o convenios de cooperación, como lo está haciendo el presidente de los Estados Unidos a México en materia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, sobre todo en regiones tan expuestas como la de la OECO.

Quizá Guatemala pueda retomar la iniciativa de las reuniones cumbres del SICA y el CARICOM con énfasis en los países de la OECO, como un foro en el que confluyan los intereses de ambas regiones expuestas a tantas vulnerabilidad y puedan fortalecer sus capacidades de negociación en diferentes foros y ámbitos internacionales.

Etiquetas: