Martes 19 DE Febrero DE 2019
Opinión

El amargo y críptico 2016 continúa

El poder paralelo en la sombra ordena que todo siga igual pero les duele que Interpol persiga a los fundadores del partido oficial y otros.

— Fernando González Davison
Más noticias que te pueden interesar
  1. Me fui de espaldas el año pasado por varias razones. La primera, porque la amenaza mayor del planeta se volvió presidente electo de Estados Unidos, encarnación de Damien Thorn, el de la profecía del mal. El Papa pareció verlo con su gesto grave en una foto con él a su lado. Trump acentúa el ritmo de los tambores de guerra en países como Corea del Norte o Siria. Designó un gabinete de generales y magnates que lo financiaron. A cambio, van a hacer negocios como se hace en países como el nuestro con los financistas. Una regresión espectacular la hizo también el Primer Ministro David Cameron cuando ganó el referéndum para salir de la Unión Europea, creando un terremoto mundial. Cameron, el gran destructor, renunció y llegó en su lugar la populista Theresa May, de ideas grises como las de su canciller populista y nacionalista. El mundo anglosajón quedó en la oscuridad.
  2. La segunda, cuando su sombra alcanzó al jurado que dio el Premio Nobel de Literatura al rockero Robert Allen Zimmerman, alias Bob Dylan. Un Premio Nobel para música popular debió ganar, pues es excelente cantautor y lo prueba Like a Rolling Stone y muchas más. El versátil compositor copió algunas letras de Little Richard y otros, al ritmo del folk, blues, country, góspel, rock. Pero un premio de literatura era mucho traje para él, como la presidencia para Trump y Jimmy. Muchos rockeros lo celebraron. Pero me asustó que hiciera copy paste en su discurso de aceptación del Premio Nobel, requisito para darle el millón de dólares del premio, pues era similar a un texto de SparkNotes, que da resúmenes de obras literarias a universitarios. Hay citas casi textuales del resumen de Moby Dick, la mitad del “discurso” de Dylan. Algunos lo justificaron pues el calco es normal en los músicos. Como la corrupción diría Jimmy. Fue otra regresión en el mundo de la cultura, pues el jurado del Nobel no tiene reglas de selección. Y hay tantos que sí merecen el Nobel.
  3. La tercera, fue el susto que sufrí cuando Jimmy habló por teléfono con el Secretario de Estado John Kerry al felicitarlo al ser electo, pues puso cara de pánico e ineptitud. Más aún cuando el poder oscuro le obligó, vía La Juntita, a obedecer sus dictados. Por eso es un presidente ausente, que no manda, diría Luis Aceituno. Ni será líder para el desarrollo y menos para luchar contra la impunidad, como se comprobó antes que fueran su hijo y hermano juzgados por corrupción.

Lo cierto es que el canciller y Jimmy quisieron en 2016 usar al Nuncio para ponerlo en contra del embajador Robinson y la CICIG. En esa línea han seguido ahora al excluir a Thelma Aldana en la cumbre del Plan para la Prosperidad y Seguridad. El Comisionado de Migrantes, recomendado por el canciller y nombrado por Alejandro Maldonado, refrendado por Jimmy, actuó contra Robinson este abril; también suscribió un contrato de cabildeo con Barnes & Thornburg para mejorar la imagen del gobierno en EE. UU., pero en realidad era para actuar contra Robinson y el dúo MP-CICIG. Cuatro diputados firmaron otro contrato igual de millonario con fondos de esos oscuros que manejan al mandatario. Los mismos que le han gritado contra Robinson. El poder paralelo en la sombra ordena que todo siga igual pero les duele que Interpol persiga a los fundadores del partido oficial y otros, mientras crece la críptica ironía de que este año quizás Trump sea juzgado por obstruir la justicia.

Etiquetas: