Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Hogar Seguro

¿Solamente en Guatemala?

 

— Álvaro Castellanos Howell
Más noticias que te pueden interesar

¿Será que este es el único país en el que todo pareciera estar al revés? ¿En el que, por ejemplo, las palabras se usan para significar lo contrario? Hogar no tiene un antónimo oficial, pero quizás el vocablo “reclusorio”, se podría usar como su opuesto.

Definitivamente, eso es lo que para la “Secretaría de Bienestar Social” significa la palabra hogar. ¿Y qué decir del adjetivo “seguro”? Tiene varios antónimos, pero quizás el más pertinente es “peligroso”. La propia Secretaría es todo un contrasentido: ¿bienestar?

¿Será que si Galeano resucitara y reeditara su libro Patas arriba: Escuela del mundo al revés, le dedicaría un lapidarias frases a esa Secretaría?

En los últimos meses del año pasado, aparecieron reportajes en varios medios de comunicación, en los que se informaba sobre el infierno dentro de ese reclusorio.

Uno quisiera olvidar todo esto, pero lo que motiva volver a este doloroso tema, es la noticia sobre las recientes capturas de funcionarios encargados de la protección de la niñez y de la juventud tanto de la Procuraduría General de la Nación, como de la de Derechos Humanos.

Basta leer algunas publicaciones para dudar, con todo respeto, si hay causa probable para estas detenciones.

Por ejemplo, en la edición de Plaza Pública del 9 de diciembre del año pasado, aparece un artículo en el que, un Juzgado, específicamente el Metropolitano de Niñez y Adolescencia, ordenó, entre otras cosas, a la Fiscalía de la Niñez y Adolescencia y a la Fiscalía Contra la Trata de Personas, investigar el abandono masivo de los menores de edad en el reclusorio.

Entiendo que todo ello se dio por una denuncia presentada precisamente por la PDH y la PGN. Según la edición del 3 de noviembre del año pasado, del vespertino La Hora, la PDH, por conducto de la persona hoy detenida, presentó formal denuncia. De esa manera, cumplió la PDH con su función de denuncia, pues no tiene más poder que ese. La ley de la materia no le da a esta institución y sus funcionarios más dientes que la denuncia y la condena moral.

Hay que analizar si no se le quiere atribuir funciones o deberes a la PDH y a la PGN que legalmente no les corresponden.

Hay un acta del 7 de marzo, de la PDH, donde se exige a la SBS y a la PNC el resguardo y protección de los menores. Como mucho, Gloria Castro y Harold Flores, podrían haber pecado de ingenuos al creer que la SBS, esta vez, haría lo que le correspondía legalmente.

Pero de eso, a cometer un delito, me quedan serias dudas.

No sé porqué sigue retumbando en mi mente el título de Galeano: Patas arriba: Escuela del mundo al revés.

Etiquetas: