Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Extradición de exgobernantes

— Editorial
Más noticias que te pueden interesar

La extradición es el procedimiento jurídico-administrativo por medio del cual un Estado requiere a otro la entrega de un imputado o sindicado de la comisión de un delito o un convicto, es decir un reo condenado legalmente por un delito probado, para que sea juzgado o encarcelado en el Estado requirente. Si el Estado requerido acepta extraditar al imputado o convicto procede a su detención y después a su traslado al Estado requirente.

El expresidente Alfonso Portillo (2000-4) fue objeto de dos procedimientos de extradición. El primero se llevó a cabo cuando el exgobernante se encontraba en México y fue requerido por Guatemala por la comisión del delito de peculado. Después de un largo procedimiento, el 7 de octubre de 2008 las autoridades mexicanas lo entregaron a Guatemala, en donde fue juzgado y absuelto.

El segundo procedimiento de extradición se inicia a raíz del requerimiento de EE. UU. por el delito de lavado de dinero. El gobierno presidido por Álvaro Colom (2008-12) accedió entregar a Portillo a las autoridades estadounidenses, después de que concluyera el juzgamiento por peculado en nuestro país, extremo que se concretó el pasado viernes.

Este es el primer precedente de extradición de un exgobernante que se sentó en la Historia latinoamericana. El Gobierno estadounidense también solicitó la extradición del expresidente de Honduras Rafael Leonardo Callejas, por el escándalo “Fifagate”, pero el procedimiento de extradición no se agotó, ya que Callejas antes se entregó al Gobierno estadounidense.

Por otro lado, si bien el exdictador chileno Augusto Pinochet fue detenido el 16 de octubre de 1998 en Inglaterra, a raíz de una solicitud de extradición de España, promovida por el juez español Baltasar Garzón, la extradición a España después de un largo procedimiento judicial no se concretó. Finalmente, Pinochet fue remitido a Chile, por razones humanitarias, en marzo de 2000, decisión en la que fue determinante la intervención a favor de Pinochet de la ex-primera ministra británica Margaret Thatcher.

Otro caso de juzgamiento de un exgobernante latinoamericano en EE. UU. es el del panameño Manuel Noriega (1983-9), quien falleció recientemente. Fue detenido en 1989 en Panamá por la fuerza invasora estadounidense. Posteriormente, fue juzgado en EE. UU., en 1992, por narcotráfico y condenado a 40 años de cárcel. Por buena conducta su condena fue reducida a 20 años de prisión, pero después fue entregado (en el marco de un procedimiento de extradición) a Francia en donde en 2010 fue condenado a purgar otros siete años de prisión. Cumplida la mitad de la condena en Francia, Noriega fue remitido a Panamá el 11 de diciembre del 2011 en donde fue juzgado y condenado por asesinato, por lo que murió en la cárcel.

Otro capítulo de extradiciones de exgobernantes se abre con la solicitud de extradición de la ex Vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti Elías (quien fue ligada a procesos penales en nuestro país por supuestos delitos de corrupción), formulada por el Gobierno estadounidense, por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Etiquetas: