Miércoles 18 DE Septiembre DE 2019
Opinión

Siguen las atrocidades en Venezuela

Fecha de publicación: 09-06-17
Por: editorial

El pasado miércoles, a menos de 24 horas después de que el ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, ordenara a la Guardia Nacional, cuerpo policiaco militarizado, a cargo de la represión de los manifestantes de la oposición política, no cometer “ni una atrocidad más”, las fuerzas represivas del régimen de Nicolás Maduro, de corte populista totalitario, han perpetrado otra atrocidad más, esta vez el asesinato del adolescente Neomar Lander, quien se ha convertido en la víctima mortal número 66 desde que hace 68 días la oposición política convocó a tomar las calles para demandar elecciones generales, la restitución de las funciones de la Asamblea Nacional (AN), la liberación de los presos políticos y el restablecimiento del orden constitucional, entre otras exigencias.

“El que se aparte de la línea de Estado, de la preeminencia del respeto de los derechos humanos y que se comporte no como un profesional, entonces tiene que asumir su responsabilidad”, puntualizó el Ministro Padrino López.

Habrá que ver qué hará el Ministro Padrino López de cara a las incesantes violaciones a los derechos humanos por parte del régimen de Maduro, que abandera el Socialismo del Siglo XXI, el cual ha llevado a Venezuela a una verdadera catástrofe humanitaria, que se ejemplifica elocuentemente con el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la espiral inflacionaria, la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, el colapso total de la actividad productiva, el decrecimiento económico y el aumento de la pobreza y la miseria.

Las finanzas del régimen de Maduro se mantienen con respiración artificial, últimamente con los recursos frescos producto de la adquisición de US$2.8 millardos en concepto de bonos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) por parte de Goldman Sachs.

En fin, veremos si el Ministro Padrino López hace honor a su palabra en cuanto a no tolerar más violaciones de derechos humanos en Venezuela o si simplemente su llamado a que cesaran las atrocidades fue mera demagogia.

Mientras la gran mayoría de la gente no está conforme con los resultados de las políticas públicas impulsadas por el régimen de Maduro, este no solo no cesa en la represión brutal de los opositores y disidentes, sino que mantiene su decisión de instalar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) sectorial y territorial (no electa mediante el voto directo de los ciudadanos), con la clara pretensión de conseguir que el oficialismo cope la ANC y dicte una nueva Constitución a la medida
del régimen chavista madurista, que ponga término a la AN, concentre el poder político e imponga en Venezuela una suerte de “socialismo real” (estalinista), al estilo del que imperó en la URSS y en la Europa del Este, hasta que los distintos regímenes comunistas se desmoronaron como consecuencia de un “quejido monumental” de los oprimidos.

La pregunta obligada es: ¿Cuántos muertos violentos tendrán que haber antes de que el cambio democrático republicano se produzca en Venezuela?