Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Opinión

La crisis y el modelo check-list

La vida en sociedad es crisis generalizada.

 

— Renzo Lautaro Rosal
Más noticias que te pueden interesar

Las crisis globales son amplios fenómenos de estudio. El catedrático y estudioso francés Nicolás Tenzer, precisa que el momento actual es a la vez un profundo momento de crisis intelectual, de la ética, de la cultura, de la sociedad, de la política y de la economía. Pero ante todo, la crisis global es crisis política. “La sociedad ya no se percibe ella misma de manera coherente y es incapaz de conducir su unidad”.

Esa crisis política generalizada, se caracteriza por: el estrechamiento del espacio político, el sentimiento generalizado de la inestabilidad de la política, la desaparición de la voluntad para alcanzar un sentido común, el antagonismo creciente entre sociedad y política, la desaparición del debate público; la modificación de la naturaleza de la decisión, definida por criterios técnicos y no de significación política; la búsqueda permanente de reconocimiento de la legalidad vs. menos aprecio por la legitimidad. Al mismo tiempo, las causas ideológicas de la lucha y división políticas han dejado de existir.

Esos rasgos son una parte de la ecuación. La otra es el aprovechamiento que se hace de esos factores (su traducción en hechos reales). En el plano nacional, vemos la proliferación de los espacios que buscan poner alto a la alteración de las reglas del juego. Y eso comienza con la activación de engranajes. La elección del próximo Procurador de los Derechos Humanos es una primera batalla. El propósito es que ese puesto sea ocupado por alguien anodino, subordinado, dispuesto a no moverse ante el primer chasquido de los poderes que lo elegirán, y que además, ponga a disposición la estructura y recursos de esa institución para ser el cuartel desde el cual se fraguarán las movidas para el engranaje mayor: la elección del siguiente Fiscal General. Dos piezas centrales de un mismo artefacto que parece no tener competencia.

Mientras eso sucede como parte de la estrategia de retorno de los poderes que salen de su esquina oscura y comienzan a prender nuevos focos de atención, la reciente decisión de la Corte de Constitucionalidad servirá como escena de un ring que mantendrá enfrentados a diversas expresiones. El gobierno central se mantendrá entretenido para crear el supuesto escenario de la consulta comunitaria, el Congreso seguirá el mismo ritmo y fin de los últimos meses, cumpliendo así tareas necesarias para pulir el artefacto en construcción. El modelo check-list sigue su recorrido.

Mientras ese escenario adquiere forma y contenido, se alejan las posibilidades para capitalizar las ansias manifestadas hace dos años. M.A. Garretón precisa que el “éxito de las sociedades depende de la capacidad para constituir una nueva matriz de relaciones sociales entre Estado (momento de unidad), partidos (momentos de representación y articulación) y sociedad (momento de la diversidad y participación)”. Poco de eso sucede y solo se da en momentos aislados o submundos reducidos. Queda manifiesto que la política y la acción colectiva están en entredicho, reemplazadas por ideologías individualistas. Predomina la apatía y el refugio; desaparece el destino común. La vida en sociedad es crisis generalizada.

El proyecto de los oscuros no está escondido, es claro y se materializa día a día frente a nuestra vista. Del otro lado, carecemos de referencias (proyectos, paradigmas y principios) para contraponer y desinstalar esa construcción nociva y en ascenso.

Etiquetas: