Sábado 18 DE Noviembre DE 2017
Opinión

Catástrofe para la democracia

Democracias sin partidos.

 

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

Estamos a la puerta de una catástrofe para la democracia. Los reveses sufridos en cada contienda electoral por los partidos políticos y el análisis superficial de estos resultados, no logran ser revertidos en cuatro años. Algunas de las probables causas son: La rigidez de la estructura organizacional, que propicia el control de unos pocos, y para ajuste de cuentas son los menos indicados; la ausencia de formación de cuadros a largo plazo, la ineficiente comunicación entre la dirigencia y las bases; la carencia de un centro de análisis; la inexistencia de una sólida ideología y la falta de seriedad y responsabilidad de quienes asumen el liderazgo de los partidos, que terminan por sepultar la organización partidaria.

El espacio político-social dejado por los partidos, es ocupado temporalmente por grupos de presión, de interés, gremios y otros sectores, lo que contribuye a la desinstitucionalización del sistema de partidos. Los partidos, la política y la visión que los ciudadanos tienen de sus gobernantes están mucho más condicionados a los resultados y ventajas que cada uno puede obtener de la democracia, y cada día menos a la ideología y pertenencia a un conglomerado determinado (Latinobarómetro 2016).

El menosprecio hacia el sistema de partidos políticos, está a la vuelta de la esquina en toda América Latina, para demostrarlo basta con recurrir al informe del PNUD (La Democracia en América Latina 2004), medición aún vigente, el cual indica que 40 por ciento de los encuestados cree que puede existir democracia sin partidos políticos versus un 34.2 por ciento que opina lo contrario.

La ineficiencia e indolencia de los liderazgos políticos, termina en castigo para los militantes de los partidos políticos. Llegó el momento de establecer un mecanismo, para garantizar la existencia del partido, cuando los integrantes del Comité Nacional son sentenciados por asuntos relacionados con la conducción de este o cualquier otra causa que los obligue a dejar el cargo. Es necesario encontrar una solución para evitar que los integrantes del partido queden sin representación.

Es necesario establecerse en la Ley electoral y de Partidos Políticos, que, ante la ausencia del Comité Ejecutivo por razones penales, se debe convocar de inmediato a la Asamblea Nacional, para elegir un Comité Ejecutivo provisional, que se ratifique sesenta o noventa días después. Construir institucionalidad partidaria, es determinante para la democracia.