Viernes 19 Mayo 2017
Opinión

Trump renunciará o irá a juicio

Comey pronto dará su testimonio en el Congreso y ello sellará la suerte del inepto presidente que hizo de su cargo una pesadilla nacional.

 

— Fernando González Davison

Cuando el presidente Trump en una cena le pidió en la Casa Blanca en febrero al director del FBI James Comey que dejara de investigar al consejero de Seguridad Nacional Michael Flynn, que mintió al negar sobre sus nexos con funcionarios rusos y pagos recibidos, los expertos legales están de acuerdo que Trump cometió el delito de obstrucción a la justicia, por el que puede ser enjuiciado. La obstrucción a la justicia se define en general cuando envuelve cualquier tipo de conducta en donde una persona interfiere con la administración de la justicia. Esto es, influyendo, obstruyendo o impidiendo cualquier tipo de procederes ante una agencia federal, departamento, tribunal, o el Congreso. La noticia primero salió en The New York Times y luego fue confirmada por un memo que Comey mismo escribió tras esa cena. No lo hizo público en ese momento ni renunció al cargo, porque debía continuar investigando la conexión de Flynn con los rusos y de otros allegados de Trump en la campaña presidencial.

Nixon fue acusado de obstrucción a la justicia y renunció antes de ser llevado a juicio. Para evitar la cárcel, el vicepresidente Ford le extendió el perdón presidencial cuando lo sustituyó. Esto mismo podría suceder con Trump: el vicepresidente Pence, de llegar a la presidencia, podría extender el perdón a Trump y salvarlo. The New York Times expresó que ese memo “es la evidencia más clara de que el presidente trató directamente de influenciar en el Departamento de Justicia y el FBI”. El director interino del FBI, que sustituyó a Comey luego que fue destituido por Trump, expresó que, a pesar de todo, continúan las investigaciones de la posible colusión entre la campaña de Trump y funcionarios rusos. Noah Feldman, de la Facultad de Derecho de Harvard, dijo que para los Padres Fundadores este hecho lo habrían considerado “un alto crimen”. Trump va cayendo en una espiral.

Violó su juramento.

Si bien él aún mantiene la lealtad de la mayoría de congresistas republicanos y del electorado de blancos pobres, una minoría de republicanos apoya a los demócratas por una investigación independiente que llegue a fondo del asunto. El Departamento de Justicia, que dirige el cuestionado Jeff Sessions, designó al exdirector del FBI, Robert S. Mueller III, para supervisar la investigación del affaire con Rusia.

Nixon en el caso Watergate logró mantener la lealtad de los republicanos, pero la minoría creció y se unió a los demócratas. Eso mismo podría suceder ahora para fulminar a Trump en unos meses. La unidad bipartidista será un hecho y Pence llegará a la presidencia, a sabiendas que en 2020 el próximo presidente será un demócrata, porque el Partido Republicano atentó con Trump contra la seguridad, la salud, el ambiente, la ampliación del déficit del presupuesto y dejará a EE. UU. en el caos. Quienes conocen la siquis de Trump, luego de una semana de estar muy nervioso y gritón, aseguran que no resistirá más y renunciará. Comey pronto dará su testimonio en el Congreso y ello sellará la suerte del inepto presidente que hizo de su cargo una pesadilla nacional.

comentarios

3 respuestas a “Trump renunciará o irá a juicio”

  1. Pedrito Fernández dice:

    Jajaja, los pro de la nazi Hillary están babeando más que un toro en brama. Trump me importa un carajo, pero se avecina la destrucción del vecino poderoso del norte. La doble moral y el doble rasero prevalece. Los correos de Hilarry no son nada, pero lo de Trump es el peor delito de todos, a que si?

    Al final, Vladimir seguro está muriéndose de la risa de ver como de un solo golpe se ha bajado a Hillary y como la misma hillary hará que se bajen a Trump y se armó el caos! Barbo yanquis, bravo, lástima que como vecinos subdesarrllados, esté país depende 100% de ustedes.

  2. José D. Rizzo dice:

    Esto es campana negra porque Comey testifico ante el congreso BAJO JURAMENTO el 3 de mayo-2017 (antes que lo echaran del trabajo) y cuando le preguntaron si sabía o tenía conocimiento de que si alguna vez Trump o alguien de su gobierno había intervenido en investigación o le habían pedido que detuviera la investigación. Comey respondió bajo juramento, lo siguiente:
    COMEY dice: “not in my experience, because it would be a big deal to tell the FBI to stop doing something that – without appropriate purpose, I mean where oftentimes they give us opinions that we don’t see a case there and so you ought to stop investigating resources in it. But I’m talking about a situation where we were told to stop something for a political reason that would be a very big deal. Hit’s not happened in my experience.”

    La prensa estaba acostumbrada a que ciertos sectores de la sociedad, incluyendo políticos, y personalidades públicas, agacharan la cerviz frente a este arrogante y prepotente sector, pero Trump los mandó al carajo. Anteriormente los políticos, por costumbre ensalzaban, alababan, glorificaban, pontificaban y elevaban a los altares a los medios de comunicación, pero con Trump se les acabó la fiesta. El trato es irreverente y a eso se debe que ya no saben ni por donde entrarle para hacerle daño. Desde California un saludo.

  3. José D. Rizzo dice:

    Léase: Campaña negra. (Error de dedo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *