Viernes 19 Mayo 2017
Opinión

¿Qué país queremos?

Debemos respaldar y sostener la Reforma de la Formación Inicial Docente.

 

— Roberto Moreno Godoy

¿Qué sociedad esperamos forjar? ¿Qué competencias habrán de tener los guatemaltecos del futuro? ¿Cómo habrán de encarar los retos de un mundo globalizado y cambiante? ¿Qué democracia ayudarán a establecer? ¿Qué principios y valores esperamos cimentar en ellos? ¿Cómo habrán de relacionarse con los demás? ¿Cómo se convertirán en ciudadanos más comprometidos, tolerantes, solidarios e ingeniosos? ¿Cómo valorarán nuestra enorme riqueza y diversidad natural y cultural para construir una nación más fuerte, más justa y más equitativa? ¿Cómo se prepararán para generar oportunidades para ellos mismos y para los demás? ¿Finalmente, quienes habrán de formarlos? Le invito a que tome un instante para responder estas preguntas. El ejercicio le permitirá dimensionar la enorme responsabilidad que hemos dado a nuestras escuelas y a nuestros maestros. La tarea no es cosa sencilla. Por ello, es imperativo que demos a los educadores el apoyo, las condiciones y las herramientas debidas para poder realizar su labor.

La vasta mayoría de las naciones del mundo han apostado a la educación para construir un mejor futuro para sus habitantes. No solo han invertido en ampliar la cobertura, sino que han hecho un esfuerzo constante para fortalecer la calidad de la educación y asegurar la pertinencia de los programas. Parte medular de ello ha sido el garantizar que los maestros cuenten con una preparación sólida. Eso ha implicado atraer a los mejores candidatos a la profesión docente, así como brindarles la formación, el soporte y el acompañamiento requeridos para que puedan realizar su labor efectivamente. A finales del siglo pasado, la generalidad de países concluyó procesos importantes de reforma educativa, uno de cuyos pilares fue afianzar la preparación de los docentes, requiriendo que fueran a la universidad, al igual que como ocurre en otras profesiones de trascendencia.

Aunque en Guatemala nos costó dar este paso, la agenda de calidad de la educación exigía reforzar la formación inicial de los maestros. El primer paso fue comenzar la profesionalización de los docentes en servicio. En septiembre de 2012 finalmente el Mineduc resolvió que los futuros profesores de primaria serían preparados en la universidad. Esto derivó del trabajo de una mesa intersectorial establecida en el 2009 para analizar el tema, habiéndose logrado un acuerdo entre las autoridades ministeriales, el magisterio nacional, las escuelas normales, las universidades y otros sectores de que la mejor ruta a seguir era trasladar la formación de los futuros docentes de primaria a la universidad. Esto no solo es congruente con lo estipulado por la Comisión Paritaria de Reforma Educativa y con las políticas formuladas por el Consejo Nacional de Educación, sino que responde a las mejores prácticas a nivel internacional sobre la materia. La medida no abarcó a los maestros de preprimaria, que, debido a la creciente demanda en este nivel, siguen formándose en escuelas normales. Obviamente, el proceso no ha sido sencillo de implementar, pese a tener un fuerte respaldo. Cambios profundos como este exigen la sensibilización de todos los involucrados, un efectivo proceso de comunicación, la preparación del terreno, enfrentar los embates de detractores y sumar a todos a favor de la reforma. La estrategia salió avante y se han dado pasos importantes para que los programas universitarios de formación docente respondan a las necesidades y retos del sistema educativo.

Sin embargo, una reciente resolución de la Corte de Constitucionalidad sobre el caso particular de una escuela normal bilingüe de Nebaj ha abierto de nuevo el debate sobre el tema. Algunos titulares de elPeriódico de esta semana señalaban que esto podría abrir la puerta para revertir esta importante reforma y devolver la carrera de magisterio a las escuelas normales. Considero que esto socavaría toda posibilidad de brindar a los niños y niñas la educación de calidad que merecen. Es incuestionable que los maestros de la actualidad y aquellos que habrán de ejercer la profesión en el futuro requieren una sólida preparación universitaria, que contemple el contexto lingüístico y cultural de las comunidades. Todos los sectores debemos respaldar esta medida. Asimismo, estimo que es imperativo que los magistrados de la Honorable Corte de Constitucionalidad retomen este asunto y obtengan elementos complementarios para su análisis, que contribuyan a que estas importantes reformas estén debidamente respaldadas y a fortalecer la rectoría del sistema educativo nacional, que recae en el Ministerio de Educación. Los indicadores educativos de Guatemala se encuentran a la zaga de los del resto de países del continente. Revertir la reforma de la formación inicial docente no es la ruta a seguir, pues condenaría a nuestro sistema educativo a no salir adelante.

comentarios

5 respuestas a “¿Qué país queremos?”

  1. hector rojas dice:

    Lastimosamente el magisterio en general es parte del problema, a cada rata protestas, bloqueos etc. Son los borregos que manipula Jovel Acevedo quien por cierto nunca ha sido perseguido por la famosa CICIG a pesar de recibir un jugoso salario y no trabajar.
    Esa es una PLAZA FANTASMA PRACTICAMENTE ALO IVANCITO EL JUSTICIERO!

    El Magisterio cuando hay protestas, y ocupan las sedes de MINEDUC, dejan las calles tapizadas de bolsas de golosinas, basura, botellas, etc. O sea que, a los que habria que educar en un principio es a los mismos Maestros.

    Hay que ser justos, en todos lados hay buenos elementos, y en este caso el Magisterio contara con excelentes maestros pero por lo general les falta mucho.

  2. Chepe Ricci dice:

    ¿Qu{e sociedad esperamos forjar?. Pues… una sociedad feliz, que es la finalidad suprema. Los 3 años de Magisterio son de sobra para adquirir capacidad docente del nivel ELEMENTAL o primario. La mejora se dará con SELECCIÓN DE RECURSOS HUMANOS y capacitaciones y evitando incrementar las decenas de miles de “maestros” ineptos, faltistas, impuntuales, sin voluntad para planear inducciones y a los que viajan los lunes y los viernes.; así como erradican los nocivos y perversos sindicatos. Porque reformar para que vayan a la U, no cambiará este mal sistema educativo de país tercermundista pero paradójicamente TAN FELIZ según la ONU.

  3. JORGE MARIO OROZCO LEAL dice:

    pais que quisieramos ya nunca llegara se perdio la unica oportunidad que tuvimos cuando se marcharon los gobiernos de Arevalo y arbenz en los 525 anos de la conquista solo se hizo lo que se sigue hacienda ahora y lamentabablemente nuestra mayoria de poblacion es escasa material gris criticones ignorantes y nada les parece ni civicos ni democratas ni libres.la sociedad se construye no nace es igual que in arbol que da fruto si lo cuidas y necesita atencion pero en especial educacion y salud.nuestra distancia sociales y raciales no han cambiado acostumbrados a portarnos mal.no en valde alla llaman vivos a los siverguenzas y pendejos a los que guardamos ilusiones a pesar de fracasos cada dia mas lejos de resolverse,cree usted que el proximo president tenga algun chance de mejorar las cosas no. el actual pues lamentablemente una payasada pero no era de extranar el no nacio para esto pobrecito y todavia le cae la ,… de hijo y el hermano.como se puede resolver in problema como el nuestro lamentablemente de ninguna manera,estudie opinions y platique o vea la actidud la la gente d e la calle el diario y creciente problema y vera las 2 Guatemala s la miserable y la prospera, ya ni correo tenemos ,y el congreso bien porque sabe que nadie los va depurar y la justicia que es eso, y asi amigo ya peremos porque hasta ganas de llorar me dan,mis respetos a ivan velasquez a telma aldana al embajador robinson. y a todos los seres de Buena voluntad que hizo usted por Guatemala a cuantos desconocidos ayudo o se porto como in buen ciudadano penso en los demas o su egoism solo lo hace chabacan y despistado

  4. JOSUE AUGUSTO PEREZ FIGUEROA dice:

    Con todo respeto hacia el columnista pero creo que mezcla muchos conceptos bien definidos: NACION es un concepto socilogico que tiene que ver con el modo de SER, SENTIR Y PENSAR de cada nucleo social. PAIS es un concepto economico que se refiere a los recurosos naturales y humanos que pertencen a un determinado entorno geografico y que producen bienes y servicos y los intercambian. La educacion no es mas que la transmision de conocimientos que hace el hogar, la escuela, clubs, etc. El niño aprende solo, no necista de maestros. Ahora bien, la educacion en Guatemala tiende a forjar una MANERA DE SER, SENTIR Y PENSAR de acuerdo a la clase dominante. Si queremos mejorar, lo que menos se necesitan son escuelas que “que produzcan” mano de obra barata en pro de los intereses oligarquicos. Me gustaria que se ilustrara mas sobre la revolucion educativa en FINLANDIA que sobre paso a cualquier otro Estado, que no pais, en el DESARROLLO HUMANO mediante la reduccion del tiempor del estudiante en la escuela. ¿Como lo hizo?, seria interesante que el columnista indagara mas y deje de tener una posicion CONSERVADORA sobre nuestro sistema educativo que conduce al subdesarrollo antes que al DESARROLLO HUMANO antes que el DESARROLLO ECONOMICO, que parece que preocupa mas esto ultimo que el primero.

  5. Chepe Ricci dice:

    A propósito de la referencia a la educación de Finlancia, hay que reconocer que allí la población nativa ha DISMINUIDO desde hace muchos años. Por lo cual la educación ha sido ser personalizada contando con recursos per cápita crecientes. Si a innovaciones vamos, hay teorías que dicen que después de la educación elemental, basta con dejar a los niños solos usando una computadora accediendo a internet y al cabo de meses ellos habrán aprendido por sí mismos, excelentemente bien, lo que les interesa y lo que podràn utilizar en su vida adulta para ser exitosos.; lo cual puede juzgarse como una propuesta más, que sin guía ni pensum, resulta algo tonta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *