Sábado 18 DE Noviembre DE 2017
Opinión

La MS 13 en los EE. UU.

Amenaza a la seguridad nacional.

 

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

Las autoridades federales ubican los orígenes de la MS 13 en los años ochenta, cuando jóvenes centroamericanos, particularmente salvadoreños que migraron hacia los EE. UU., por la guerra civil se organizaron para repeler a las pandillas mexicanas y afroestadounidenses. Las autoridades calculan en 30 mil el número de pandilleros operando semiindependientemente;  10 mil de estos pertenecen a la MS-13, cuya capacidad organizativa y  descentralización operacional, superan las capacidades de la Policía y del FBI. Datos oficiales publicados por Telemundo,  indican que estas  se encuentran activas en Los Ángeles, San Francisco, Washington D.C., Nueva York, así como en áreas urbanas de Nueva Jersey, Newark, Plainfield, Jersey City y Elizabeth.

Para comprender la dinámica de las pandillas en Estados Unidos versus las mafias que les antecedieron,  es importante retroceder “a la cumbre mafiosa celebrada en Las Vegas los días 6 y 7 de octubre de 1957, que reunió a  varias familias de la Cosa Nostra norteamericana y representantes de la Yakuza y las Triadas para negociar la cooperación y la distribución de actividades, permitiendo el tráfico de heroína a las organizaciones asiáticas. Meses después, el 11 de febrero de 1996, tuvo lugar en Fairview (New Jersey), la denominada Cumbre de Troika entre familias estadounidenses con representantes de las bandas rusas Solontsevskaya y Dolgoprudnaya sobre cooperación en tráfico de heroína” (Bermejo Marcos Fernando. La Globalización del Crimen Organizado).

El presidente Trump, prometió frenar a la Mara Salvatrucha, en el área metropolitana de N.Y. Jeff Sessions, secretario de Justicia dijo “Estas organizaciones se enriquecen envenenando a nuestras comunidades, con el tráfico de menores con fines de explotación sexual e infligiendo horrible violencia en las comunidades en las que operan”. Afirmó “No podemos permitir que esto continúe. Protegeremos nuestra frontera, expandiremos nuestras fuerzas migratorias y eliminaremos sus líneas de abastecimiento. Si eres pandillero, te encontraremos”.  Criterios apoyados John Kelly, secretario de Seguridad Nacional.

 El director del DNI, James Clapper, calificó a las pandillas como una amenaza a la Seguridad Nacional, por la violencia que generan y el monopolio de la venta  de la droga al menudeo para cerca de 10 millones de consumidores, que gastaron US$34 mil millones en el 2010 (Seguridad y Crimen Organizado Transnacional. laRED. 2011).