Domingo 21 DE Abril DE 2019
Opinión

Mi familia “progresa”

El Colegio ha caído en las manos de quienes gestionan el Colegio como un feudo para sus intereses políticos personales.

— Eduardo Antonio Velásquez Carrera

Con una actitud camaleónica, como siempre Carlos Mencos ha tratado de bajarle volumen a su caudillismo dentro de los grupos políticos-gremiales que dirigen los dos colegios, debido a su baja credibilidad en la sociedad civil. Como recordamos los profesionales Economistas, Contadores Públicos y Auditores y Administradores de Empresas este impresentable personaje, ha sido el que en los últimos 20 años se ha dedicado a formar y transformar para su beneficio personal, grupos que participan en los cargos de elección dentro de los Colegios de Ciencias Económicas y CPAs. Es el caso de la próxima elección de Junta Directiva en el Colegio de Economistas, Contadores Públicos y Auditores y Administradores de Empresas, convocada para este 21 de abril, en la que él ha decidido cambiarle nombre a su grupo político, que en las elecciones anteriores lo denominaba Dignidad Profesional y, que dicho sea de paso, son los actuales directivos de los dos colegios, personajes nombrados a dedo por él, con el propósito de cooptar las dos entidades gremiales, para que al final tengan el control en el nombramiento de los representantes profesionales en la próxima Comisión de Postulación para elegir Contralor General de Cuentas y el poder instalar en la zona 13 a su delfín y no perder el poder político en dicha institución y, continuar con el marasmo que la conduce.

“Mi familia Mencos Progresa”, ha elaborado otra macabra estrategia, al dividirse con sus aliados de negocios de 12 años, el denominado Grupo PAU, al dividirse en dos, que se dicen ser el contrario el uno del otro. Tal como dirige la Contraloría General de Cuentas, fiscalizador y fiscalizado haciendo negocios políticos en común. El Grupo PAU, es una organización que ejerce el poder en la Facultad de Ciencias Económicas por más de diez años, con el apoyo de Carlos Mencos, dotándolo de apoyo político, económico y auditorías complacientes. Esto les ha permitido, poder dedicarse hacer negocios, cooptar a profesores, compra de voluntades y olvidarse de la razón de ser de la Universidad de San Carlos que es la Investigación, la Administración Académica y la extensión Universitaria. Como es común, los grupos promocionan sus planillas en las redes sociales. De esa cuenta llegó a mi correo información de una tercera vía o grupo, denominado Desafío-Razón. Vi su integración y plan de trabajo. Me agradó la parte que corresponde a que exista dentro de nuestro gremio, nuevas opciones, para que los agremiados puedan escoger por quién votar. Lo positivo que observé de esta propuesta es que el grupo de colegas candidatos son personas jóvenes o nuevas en la participación gremial. Lo veo como una opción fresca, que entre otros aspectos propone mejorar el plan de retiro, diseñar, investigar y promocionar oportunidades laborales para los agremiados y, algo tan necesario como es promover el fortalecimiento institucional, dado que el Colegio ha caído en las manos de quienes gestionan el Colegio como un feudo para sus intereses políticos personales. En su comunicación, solicitan a los contendientes, atender las demandas de la sociedad civil, en el sentido que no existan excesos en el uso y gasto de los recursos del Estado, al tratar de convencer al electorado a través del acarreo de personas de las instituciones estatales, comidas excesivas, alquileres de los salones del Parque de la Industria, música estridente, tapizado de propaganda política en los alrededores de las instalaciones del parque, uso de edecanes, sino que sea una campaña austera en la que prevalezcan las ideas y las propuestas para un mejor desempeño del Colegio de Ciencias Económicas. En sus planteamientos, la planilla 3 van más allá, al solicitar la presencia y monitoreo de la elección del 21 de abril, por parte de las organizaciones de la sociedad civil como Pro justicia, Guatemala Visible, Acción Ciudadana, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales, CICIG y otras que estén preocupadas por la transparencia en elecciones gremiales.

Etiquetas: