Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Opinión

¿Remesas al alza?

En todo caso, es importante estar muy al tanto de la evolución de esta variable para evitar sorpresas desagradables para todos.

 

— Hugo Maul R.
Más noticias que te pueden interesar

El ingreso de remesas al país durante enero y febrero del año 2016, según información del Banguat, ascendió a US$1,040 millones, mientras que en los dos mismos meses de 2017 se han acumulado ya US$1,201 millones por este concepto; un aumento de 15.5 por ciento respecto de los dos primeros meses del año 2016. El hecho que el ingreso de remesas haya seguido creciendo durante estos dos primeros meses de 2017, a pesar de haber llegado Trump al poder, plantea interesantes cuestionamientos de cara al futuro cercano. Para muchos este crecimiento en el ingreso de remesas resulta inexplicable dadas las nuevas circunstancias en EE. UU.; no obstante, si se compara este crecimiento con lo que ha venido sucediendo durante los últimos años, el análisis cambia de manera dramática. Si bien es cierto que el ingreso de remesas creció cerca de 4.5 por ciento durante el mes de febrero de este año y diez por ciento respecto del mismo mes del año anterior, hace un año las tasas de crecimiento fueron 15.7 por ciento y 29.2 por ciento respectivamente. En otras palabras, esta evidencia apunta hacia la posibilidad que las remesas sigan creciendo pero a tasas cada vez más bajas. Un comportamiento más cercano a lo que se esperaría producto del cambio de políticas en EE. UU.; algo que México empieza ya a resentir, según información del Banco de México el ingreso de remesas durante el mes de febrero de 2017 se redujo en un 1.4 por ciento respecto del mismo mes del año 2016. Comparando el ingreso de remesas en los mismos meses de años contiguos, esta es la primera reducción después de diez meses de continuo crecimiento.

Aunque no se pueden sacar conclusiones definitivas de este tipo de análisis, mucho menos utilizando solamente dos puntos de comparación en el tiempo y sin realizar los ajustes propios del análisis de series de tiempo, es importante resaltar que las tasas de crecimiento observado en el ingreso de remesas durante los dos primeros meses de 2017 hayan sido menores a las observadas durante el 2016. En todo caso, de ser válidas estas comparaciones, no habría que confundir el comportamiento observado durante lo que va del año como un aumento inusitado respecto de la tendencia sino más bien como una moderación de la tasa de crecimiento observada en el pasado reciente. De ser cierto que muchos migrantes podrían estar aumentando el envío de dinero desde EE. UU. debido al temor a la deportación o introducción de impuestos al envío de remesas, el efecto observado sigue siendo menor al crecimiento autónomo que han tenido las remesas en el pasado reciente. Aunque es todavía muy temprano para sacar conclusiones definitivas acerca del comportamiento de esta variable durante el año, es importante no confundir cambios transitorios, como el aumento en las remesas derivado del temor de los migrantes en EE. UU., con cambios permanentes, como podría ser la moderación de inusitadas tasas de crecimiento en las remesas en años pasados. En todo caso, es importante estar muy al tanto de la evolución de esta variable para evitar sorpresas desagradables para todos. Por de pronto, que sirva el caso mexicano para estar más atentos a lo que pueda pasar en el futuro cercano.

Etiquetas: