Sábado 18 DE Noviembre DE 2017
Opinión

FBI; M-16; Digici; Mosad o MSS

La similitud es inexistente.

 

— Mario A. Mérida G.
Más noticias que te pueden interesar

La similitud entre la inteligencia civil guatemalteca (Digici) con el FBI; M-16; Mosad y MSS, es inexistente por las complejidades que conlleva a una novel institución de inteligencia alcanzar parámetros de eficiencia y eficacia en el corto plazo. Sus debilidades devienen en parte de su corta edad (12/octubre/2005) y la experiencia de sus fundadores que principiaron con buenas intenciones, pero empíricamente y con personal medianamente preparado.

Los acontecimientos criminales ocurridos recientemente contra de agentes de la PNC, en los que perdieron la vida cuatro de ellos, propició comentarios críticos acerca de la ausencia de inteligencia para prevenirlos. Hay varias causas para explicar lo sucedido, pero la mejor aclaración vendrá de quienes tienen bajo su responsabilidad esa tarea, sobre todo si se consideran mejores que el FBI.

El FBI (1908), tuvo como director a Edgar Hoover por 48 años hasta su fallecimiento (1924-1972); el M16/Inglaterra (1909); el Mosad/Israel (1949), de este hay que resaltar, que su principal tarea es la recolección masiva de información y actúa con base a en que “Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria” (Proverbios 11:14) y finalmente está el MSS/China (1949), que cuenta con una cifra superior a cien mil agentes en aproximadamente 179 ciudades, según norteIberoaméricana.

La Digici necesita que las autoridades le dediquen más recursos financieros y mayor capacitación a sus agentes en las áreas: “De recolectar y procesar la información obtenida. El procesamiento de la información comprende el registro, evaluación, interpretación de su significado y el análisis respectivo” (Ley de la Digici), para facilitar la acción preventiva de la PNC.

La población percibe que la Digici no está a la altura de los acontecimientos; “En cierto sentido, las organizaciones de inteligencia deben parecerse un poco a una gran universidad. Deben poseer la gente para las cuales la investigación y el pensamiento riguroso constituyen el hálito de vida y deben, en conformidad, tener gran tolerancia hacia los seres extraños y los excéntricos con un talento único. Deben garantizar una especie de libertad académica de consulta y deben excluir a aquellos que derogan dicha libertad destacando sus yerros ocasionales” (Sherman Kent). ¿Ocurre esto?; ¿Creo, que no? Es oportuno recordar, que el cargo o el aval extranjero no hacen competente al funcionario.