Jueves 18 DE Julio DE 2019
Opinión

Respeto a la autoridad

Es necesario brindar a todos los miembros de la autoridad la capacidad para hacerlo con seguridad.

Fecha de publicación: 25-03-17
Por: Jaime Arimany

Uno de los principios básicos para que los miembros de una sociedad vivan en un sistema donde se respete la justicia, es aquel en donde la autoridad actúa con todo el respaldo de la ley y que aquellos que la infrinjan sepan que, al hacerlo, el sistema legal brindará todo su apoyo a los encargados de mantener el orden.

Para ello es necesario brindar a todos los miembros de la autoridad la capacidad para hacerlo con seguridad, desde tener ingresos y seguros adecuados al riesgo que toma su servicio, tanto para ellos, como para sus familias, así como capacitarlos con un sistema de educación que tenga un mínimo de trece años de estudio, si actualmente no la tienen, darles clases aceleradas para que se pongan al día, así como una preparación legal, que los prepare para el trabajo que van a hacer; deben ser dotados del mejor equipo de transporte y de faena que se pueda obtener, brindándoles un entrenamiento bianual adecuado, con especialización y refuerzo para la acción, para que puedan ejercer sus funciones con capacidad, tranquilidad y eficiencia.

En nuestro país hemos sido maleducados o actuamos irresponsablemente, no solo los ciudadanos comunes, también los medios de comunicación y muy especialmente aquellos ciudadanos que se sienten defensores de los derechos humanos, pero que son culpables en gran parte del incremento de la delincuencia y de irrespeto a la autoridad.

En Guatemala los criminales no sienten temor de delinquir y de asesinar, saben que los defensores de los derechos humanos saldrán en su defensa cuando sean llevados a los tribunales; si una autoridad o un ciudadano al defenderse mata a un asaltante armado, no hay derechos humanos que salgan en su defensa, ya sea el policía o militar que cumple con su deber y menos a aquel ciudadano común que no dejó que lo asesinaran; no se ve una sola publicación en la prensa defendiendo al que se defendió evitando ser asesinado; porque aquel que realiza un asalto estando armado, es un asesino en potencia, por lo que debe ir a la cárcel y ser evaluado por un psicólogo profesional.

En EE. UU. se dice o se decía, aquel que mata a un policía es hombre muerto, aquí en nuestro país: probablemente nunca será capturado. Hace unas semanas tres miembros del Ejército fueron ultrajados por hombres con pasamontañas, ¿Qué hizo la autoridad para castigar a quienes le faltaron el respeto a los tres miembros de nuestro Ejército? Es evidente, que los actuales militares han sido educados adecuadamente para ser amansados y temerosos, tanto que ven sin aparente preocupación que los oficiales que defendieron el país de las hordas guerrilleras y así evitaron que hoy fuéramos una Venezuela, actualmente estén presos sin que se lleve a cabo un juicio, que si se da: será manipulado, falso e ilegal, por haber sido montado sin ser acusados por el Inacif o por un Juez competente.

Tanto miembros del Ejército como de la guerrilla cometieron crímenes, en cuyo caso todos deberían pagar por ello, pero mientras los miembros del Ejército estaban cumpliendo con su deber y la gran mayoría no cometieron falta, en tanto los otros, querían robarse el poder.

Nuestro Ejército debería iniciar su tarea, recuperando su obligación de hacer respetar la ley por los miembros que lo integran; los tribunales del Ejército deberían funcionar y ser mucho más estrictos que los tribunales civiles con sus miembros o exmiembros, cuando estos cometieran un crimen, sea desde los intentos de robo y violación, hasta el asesinato.