Sábado 18 Marzo 2017
Opinión

Las brechas de la SAT

— Editorial

No es la primera vez, ni será la última, en que la SAT no alcanza las metas de recaudación tributaria proyectadas. Un comportamiento que se ha hecho habitual durante los últimos tiempos debido, en parte, a que la SAT termina siendo la válvula de escape de un sistema en donde año con año siempre se busca gastar más, existan o no los recursos financieros para hacer frente a tales compromisos. De esa cuenta, la fracción del aumento del gasto que no logra financiarse mediante nuevas colocaciones de deuda pública terminan convirtiéndose en una responsabilidad para la SAT; obligando a la institución a comprometerse con proyecciones de recaudación tan optimistas que resultan imposibles de cumplir en la práctica.

Mientras esta práctica no se modifique, la SAT seguirá siendo la institución que lleve sobre sus hombros la carga de conseguir los recursos necesarios para financiar los niveles de gasto público que el Minfin decida validar. Una práctica que contraviene el sano principio de finanzas personales de no gastar lo que no se tiene. Si esta sabiduría se utilizara a nivel macroeconómico, el nivel del gasto público debería establecerse en función de lo que efectivamente puede recaudarse en escenarios realistas para el comportamiento de la economía nacional. De quererse gastar por encima de este nivel, el Minfin debería considerar entonces cuánto endeudamiento público es sano y sostenible incurrir cada año. De esta forma sería mucho más transparente y fácil de comprender el papel del endeudamiento público como complemento de lo que no se puede recaudar en determinado momento. De la forma en que hoy opera este sistema, primero se determina el nivel del gasto deseado, luego cuánto es lo máximo que el país se puede endeudar y el resto del ajuste se traslada a la SAT, esté o no dentro de las posibilidades de esta institución alcanzar tales niveles de recaudación.

Según los propios datos del ente recaudador, la llamada brecha tributaria, diferencia entre los ingresos tributarios efectivamente recaudados y la meta proyectada, durante los primeros dos meses de este año asciende a Q538 millones. Una brecha que la SAT deberá buscar como compensar “cueste lo que cueste” pero que, en la medida que no mejore la situación económica actual, no será tan fácil de compensar a lo largo del año. Independientemente de las nuevas herramientas que tiene la SAT ahora entre sus manos, lo que es una realidad es que la SAT no puede cobrar impuestos de consumo, inversiones, sueldos y ganancias que no se materializarán dada la situación económica del país.

comentarios

6 respuestas a “Las brechas de la SAT”

  1. Carlos Asturias Paz dice:

    Nunca dejaran de exustir brechas en la recaudacion tributaria pues no se trabaja con por lo menos estadisticas de crecimiento poblacional al menos.

  2. Felipe Hernández dice:

    Mientras la Sat no tenga las mejores herramientas legales y el apoyo de la población en exigir facturas por sus compras, eso no cambiará, en primer lugar hay que volver a la planilla del iva, y que además no sea exclusiva para los que trabajan en relación de dependencia, tiene que haber un compromiso de todos los guatemaltecos, en este caso debiera exigirse planilla para que en un hospital público sea atendido, si no el paciente no la tiene que se le pase su factura por servicios prestados y asi en todo, escuelas, servicios de bomberos. Servicios que tienen un costo, pero que no se cobran, tener un derecho implica una obligación, si no, que se pague. Además, deben haber estadístas en la ejecuciión del presupuesto y planificación de desarrollo nacional, si hoy se recauda más, habrán los mimos problemas de desabastecimiento en hospitales, malas carreteras, etc, Tiene que hab er un plan estratégico

  3. Julia Esquivel V dice:

    qUE SE REBAJEN LOS SUELDOS INCREIBLEMENTE ALTOS DEL EJECUTIVO Y DE LOS DIPUTADOS EN UN PAÍS DE POBRES CON UN GRUPÚSCULO DE MILLONARIOS QUE SE SIRVEN A LO GRANDE CON LA COMPILICIDAD DEL CONGRESO Y DEL EJECUTIVO.

  4. mayda lara dice:

    la respuesta tecnica es sencilla porque debemos permitir que los empresarios paguen hasta fin de mes el IVA que retienen si venden hoy que hoy mismo trasladen el IVA al estado eso permitiria liquidez reduciria los arreglos de facturas y tambien los costos de operacion pues se haria todo por medio de los bancos sin embargo esto no les conviene a los grandes evasores porque el sistema fue diseñado para beneficiarlos a ellos y que los de abajo paguen.

  5. Rodolfo B dice:

    Pero José Rubén Zamora dice que es legítimo no pagar impuestos y, como él mismo hace, abrir empresas de cartón en Panamá para escamotear tributos. Les suena el caso de los #PanamaPapers?

  6. Carlos Asturias Paz dice:

    PARA PODER ACTUAR DE ACUERDO A LA LEY SLECCION DE CONSTITUYENTE ES OBLIGACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *