Lunes 21 DE Mayo DE 2018
Opinión

Escenarios de Reforma Constitucional

Tres posibles caminos frente a la disyuntiva constitucional.

— Phillip Chicola
Más noticias que te pueden interesar

Por dos semanas consecutivas, el proceso de discusión y aprobación de las Reformas Constitucionales al Sector Justicia se ha entrampado en el Congreso. El foco del impasse es el disenso existente en torno a la aprobación del Artículo 203, que introduce la facultad jurisdiccional de las autoridades indígenas ancestrales. El citado artículo no solo generó altos niveles de polarización en la discusión extraparlamentaria, sino que además, generó entre la opinión de pública una dinámica de rechazo total a la reforma constitucional.

En el Congreso, resulta evidente que ni el Artículo original ni las propuestas de enmiendas cuentan con el respaldo necesario (105 votos) para su aprobación. Como también ha quedado evidenciado que en el afán de evitar la improbación del 203, se ha roto el cuórum legislativo, situación que imposibilita continuar con la aprobación del resto del articulado de la reforma.

Lo peor, es que no pareciera existir una ruta para superar el impasse. Mientras algunos diputados proponen postergar la discusión del 203, para que el mismo sea abordado como último punto de la reforma, otros prefieren que se supere de una vez el tema (lo que implicaría abordar en otro ámbito la jurisdicción indígena). O un tercer grupo que sencillamente condiciona la aprobación de toda la reforma, a la aprobación del Artículo 203.

En este sentido, el proceso de reforma constitucional presenta tres escenarios probables.

Escenario 1 – La Entente Cordiale. Se diseña una ruta para superar el impasse del 203, que dadas las condiciones existentes, requiere ya sea de desechar el artículo, o quizá introducir límites específicos, además del criterio de voluntariedad para reducir las fuentes de cuestionamientos al Artículo. Superada la polarización, se restituye un frente amplio de actores políticos que apoyan la reforma. En este contexto, se reduce la posibilidad que el debate constitucional se entrampe en el Congreso. Los contenidos de consenso se aprueban sin mayores contratiempos. Y con un frente social más amplio, se minimiza la polarización en el debate público y extraparlamentario. Sin frentes marcados de oposición a los contenidos de consenso, las reformas adquieren alta viabilidad política de cara a la Consulta Popular.

Escenario 2 – La Guerra de Trincheras. Se mantiene el pulso de las últimas semanas. La división sobre el Artículo 203 continúa y se agudiza, situación que se refleja en el Congreso, por lo que se mantiene el impasse. Sin embargo, ante los fantasmas de una depuración judicial y ante las presiones políticas, el Congreso aprueba la Reforma Constitucional, con el Artículo 203 original o con una redacción similar. De cara a la consulta popular, se agudiza aún más la polarización en las discusiones de opinión pública. En este contexto, se exacerba el rechazo al contenido general de la reforma, lo cual reduce su viabilidad en el referéndum.

Escenario 3 – La Restauración. La fractura política se mantiene y exacerba. En un escenario polarizado, el Congreso abandona la discusión constitucional, perdiéndose así la oportunidad de atender las debilidades del sistema de justicia. Envalentonados por la victoria táctica, los actores de la corrupción aspiran a recuperar poder, y lanzan una voraz contraofensiva contra la lucha anticorrupción. Con los actores de la corrupción intentando recuperar espacios de poder, y con una sociedad polarizada, se agudiza la crisis política de corto plazo.