Lunes 11 DE Diciembre DE 2017
Opinión

Panorama de preocupaciones

— Jose Rubén Zamora
Más noticias que te pueden interesar

El vicepresidente de la República Jafeth Cabrera ha hablado de desestabilización. El Presidente habló públicamente de un posible Golpe de Estado. El diputado Manuel Conde, por cierto, militante del lado oscuro de la fuerza, ha llamado a defender la institucionalidad del Estado, y, a los tres poderes del Estado, a reunirse ante una supuesta y sospechosa emergencia. Mientras tanto, poderes paralelos que tienen manipulado y penetrado al propio Estado, exacerban la violencia, la incertidumbre, el temor, la desinformación e incluso el tráfico en la ciudad, para propiciar un clima de caos, ansiedad y desesperación en la ciudadanía y persuadir al Presidente de intentar sacudirse a la CICIG, aprovechando el mal momento de estado anímico que experimenta Jimmy Morales, que lo hace llorar con cada visita que recibe en Casa Presidencial, no obstante a su hijo José Manuel y a su hermano Sammy les han otorgado medidas sustitutivas. Hay que cerrar filas a favor de la democracia, el Estado de Derecho y la revolución en contra de la corrupción y la impunidad. No hay que caer en el juego de los expertos en la ejecución sofisticada de represión psicológica preventiva, que ya tienen su primera víctima en el propio Presidente de la República, a quien, en términos prácticos tienen secuestrado y paranoico.

Es fundamental rescatar al presidente Jimmy Morales de la Juntita Militar de Gobierno de corte fascista y de sus milicos que han tomado por asalto y destruido la institucionalidad de la SAAS, que en conjunto lo tienen copado, confundido, viendo fantasmas inexistentes por todos lados y han desarrollado un severo síndrome de Estocolmo sobre el mandatario.