Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Las respuestas al presidente Trump

“En riesgo millones de dólares en inversiones chinas si Trump continúa con proteccionismo”.

 

— Miguel Ángel Sandoval
Más noticias que te pueden interesar

Más allá del affaire diplomático entre los EE. UU. y México, los anuncios hechos por el presidente Trump no han parado de generar un clima insano en las relaciones internacionales. Nadie se ha quedado de observador atento e imparcial. Todo mundo ha expresado sus opiniones de una forma u otra. Sea en términos diplomáticos, en clave de negocios o en manifestaciones de solidaridad abierta.

El presidente francés François Holland se refirió en términos severos a los planteamientos de Trump, en temas como el proteccionismo, las libertades civiles, la apertura, incluso en el tema de los emigrantes, a pesar de la crisis actual por este fenómeno en Europa. Lo destacable es que ello ocurre en el marco de una reunión de los países de la UE del sur.

 “Mientras la canciller alemana Merkel recordó a Trump durante una llamada telefónica del sábado que es necesario cumplir con la convención de Ginebra de 1959 por el que se establece la obligación de dar refugio a las personas perseguidas por el conflicto y la guerra”, (El Pais.es) entre otras cuestiones.  Inclusive la primera ministra británica, Theresa May luego de invitar a Trump y ahora tiene oposición de laboristas, y otras tiendas políticas, y una ola de rechazo social que no quiere ver a Trump en Gran Bretaña. Ni hablar del primer ministro de Canadá.

Del lado de América Latina, lo más relevante ha sido hasta ahora las declaraciones del secretario general de la OEA, Luis Almagro, conocido por ser de manera general vinculado a las decisiones más conservadoras de ese organismo regional.

En términos económicos, empresarios chinos han dicho que si Trump sigue en su política de cierre de fronteras y proteccionismo, peligra una inversión de miles de millones de dólares y se perderían miles de empleos en suelo norteamericano. Finalmente, voceros del Gobierno chino han dicho que estarían dispuestos a asumir un liderazgo mundial si fuera necesario.

Como se observa, no es solo el tema de construir un muro o derribarlo, parecería que están en juego el equilibrio mundial y los paradigmas de las relaciones internacionales. Estamos o vivimos en un mundo multipolar con derechos civiles para todos, o vivimos en el marco de la hegemonía conservadora de la mano con el nuevo inquilino de la casa blanca.

Etiquetas: