Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Aniversario de un asesinato político

— Editorial
Más noticias que te pueden interesar

El 25 de enero de 1979 (hace 38 años), sobre la Avenida La Reforma, fue asesinado a balazos Alberto Fuentes Mohr, a la sazón diputado al Congreso y uno de los líderes del Partido Revolucionario Auténtico (PRA).

La muerte violenta de Fuentes Mohr ocurrió en un período tremendamente represivo y sangriento en nuestro país. El general Romeo Lucas García gobernaba con mano de hierro. No se admitía la disidencia ni la crítica.

El debate político estaba proscrito. Quien se oponía a los designios del gobernante corría el riesgo inminente de ser ejecutado o desaparecido.

Fuentes Mohr fungió como Ministro de Hacienda y Crédito Público, así como Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno civil presidido por el abogado Julio César Méndez Montenegro (1966–1970). Fue secuestrado por la guerrilla en 1970 y liberado después de que Méndez Montenegro aceptó excarcelar a un guerrillero. Durante el régimen militarista de Carlos Arana Osorio (1970-4) fue detenido arbitrariamente y, posteriormente, fue dejado en libertad, extremo que le permitió autoexiliarse en Costa Rica.

En 1974, Fuentes Mohr volvió a Guatemala y el Frente Nacional de Oposición (FNO), conformado por la DCG, el FUR y el PRA, lo postuló como candidato a vicepresidente, junto al presidenciable José Efraín Ríos Montt.

A pesar que el binomio presidencial del FNO ganó ampliamente las elecciones, un escandaloso fraude electoral perpetrado por el régimen aranista impidió que Ríos Montt y Fuentes Mohr asumieran los respectivos cargos de elección popular.

En las elecciones generales de 1978, Fuentes Mohr fue postulado como candidato a diputado al Congreso por la coalición política conformada por la DCG, el FPP y el PRA, que también postuló como candidatos a presidente y vicepresidente, respectivamente, a Ricardo Peralta Méndez y René De León Schlotter. A pesar de otro escandaloso fraude electoral perpetrado por el régimen militarista de Kjell Laugerud García (1974-8) en favor del binomio presidencial oficialista integrado por el general Romeo Lucas García y el doctor Francisco Villagrán Kramer, Fuentes Mohr asumió como congresista.

El crimen de Fuentes Mohr se atribuye a la represión indiscriminada del régimen luquista, específicamente al entonces Ministro de Gobernación, Donaldo Álvarez Ruiz, quien es buscado por la justicia por crímenes de lesa humanidad. Sin duda, Alberto Fuentes Mohr es un verdadero mártir de la libertad y la democracia, y su muerte violenta, como la de otros muchos, está pendiente de ser esclarecida.

Etiquetas: