Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Opinión

Oscar Edmundo Espada Samayoa (1935-2015) (III Parte)

Siempre que pudo regresaba a Guatemala.

 

Fecha de publicación: 07-01-17
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

El periodista y corresponsal de Diario El Gráfico de Guatemala en Hollywood tuvo el privilegio de entrevistar a diversas actrices y actores famosos de la década de los sesentas y setentas del siglo pasado. Entre ellas a Ellen DeGeneres en la fiesta de Valentino en el Pacific Design Center. A Glenn Ford, después de su regreso desde México en donde filmó Rage (El Mal) para Columbia Pictures. Con George Hamilton en su casa, después que regresara de México en donde rodó Viva María con Jean Moreau y Brigitte Bardot. Además entrevistó a Michael Callan después que finalizara la película Cat Balou con Lee Marvin. Otra entrevista que logró fue con el famoso James Jimmy Stewart, quien era considerado en aquellos años como uno de los miembros de la realeza de Hollywood. A Elizabeth Ashley en una fiesta después de la premier de Ship of Fools en la que ella compartió el escenario con Vivien Leigh, Simone Signoret, José Ferrer, Oskar Werner, Lee Marvin y George Segal. Además, con el famoso Robert Wagner, en los estudios de 20Th Century Fox con el reparto de la película City Beneath the sea.

Siempre que pudo regresaba a Guatemala, de su padre, Oscar Edmundo escribió: El Doctor Oscar H. Espada Caniz le presentó al papa Paulo VI, en el Vaticano, la solicitud de 25 mil católicos guatemaltecos pidiendo la beatificación de Hermano Pedro, en un libro caligrafiado por su esposa, la artista, calígrafa, maestra y trabajadora social, María Celeste Silvia Samayoa Cozar de Espada, mejor conocida como Celeste Samayoa de Espada, autora de los famosos cuadernos de caligrafía Centroamericanos. Conservó hasta el final de sus días, fotos de ese cuaderno. De su madre, Oscar Edmundo escribió: “Ella era ejemplo de fortaleza, gracia e integridad. Fue calígrafa, artista, maestra y trabajadora social. Recién casada con el doctor Oscar Humberto Espada Caniz publicó sus famosos cuadernos de caligrafía Centroamericano y comenzó a trabajar en la Tipografía Nacional para diseñar los primeros sellos de la Administración de Jorge Ubico, quien quedó tan satisfecho con el primer sello, que le regaló a ella la primera hoja útil de las impresas en las prensas de la Tip. Nac. Ella no sería una mujer sumisa como las de aquellos tiempos”. Cuando doña Celeste Samayoa de Espada fue invitada por el Gobierno de los Estados Unidos de América para visitar ese país, como representante de las mujeres guatemaltecas, siguió de cerca su periplo, comenzando con la entrevista con el gobernador de Missouri, en Memphis, siguiendo a Phoenix, Arizona, en donde el cónsul general de Guatemala, Jorge Carrera, la recibiera y el encuentro con su amiga de la infancia y de la adolescencia, Elisa Rubio Mansilla de Bernstein en San Francisco California. Lucía una fotografía de su madre doña Celeste inaugurando la muestra de sellos antiguos de Guatemala, asistida por el periodista, licenciado David Vela Salvatierra, entonces director del periódico El Imparcial, el diario de mayor circulación, por aquellos años. De sus primos y primas, amigos y amigas en Guatemala guardó siempre un grato recuerdo y trató de mantener la amistad y el cariño a pesar de la distancia. Clemencia Cofiño Samayoa, Hilda, Olguita y Raúl Carrera Samayoa, Celeste Aída, Elvira y María Teresa Estradé Castro Conde, etcétera. Veo la vieja casona de la 15 calle y 9a. avenida esquina, y al entrar admiramos a esa hermosa dama que se llamó Celeste, nuestra tía abuela, a nuestro querido pediatra, Oscar Hache y sus dos patojos, jugueteando con la Honey, una perra collie que nos hizo la infancia feliz. En uno de los cuartos, estaba sentada doña Juanita Cozar Augener, la abuela materna, que era una viejecita amable y dulce de carácter. Oscar falleció el 23 de marzo de 2015 en West Hollywood, California, Estados Unidos de América.