Sábado 8 DE Agosto DE 2020
Opinión

El personaje del año

El líder ha de convencer y conmover.

 

Fecha de publicación: 07-01-17
Por: Danilo Parrinello

Podemos escoger el “Personaje del año” de la Aldea, del Municipio o de la República de Opereta. Pero un “Personaje del año Universal”, que concite expectación mundial requiere una revisión por todo el globo terráqueo para al final determinar quién lo es. Hace relativamente pocos años, había personajes que hacían que se les viera con admiración, a unos con miedo, a otros con respeto pero a todos con admiración por ser “Señores”. Hoy el mundo está lleno de “Cachimbiros” y encontrar el “Personaje del año”, cuesta.

Si recorremos los cinco continentes con tristeza veremos que ya no hay líderes que conduzcan al continente en que habitan o a sus países, para ser realmente Personajes a nivel mundial: una persona que por su distinción o calidad destaca en forma peculiar por su forma de ser o actuar. Los perfiles y recuerdos de grandes hombres o mujeres ya no hay. La humanidad conoció a gigantes del intelecto, la educación y liderazgo como Sir Winston Churchill. Esa formidable encarnación del León Británico. En el Reino Unido hombres así no hay. El mentado David Cameron con tan buena trayectoria no supo interpretar el sentido común de los británicos y perdió el poder y quizá ni se recuerde en la historia su nombre, todo por apostar por la Unión Europea y su maldita burocracia atrincherada en Bruselas que pronto podrá llevar a la desaparición a esa Unión Europea.

En la Europa continental, fuera de Alemania, no hay ni siquiera un personaje que se asemeje al general Charles De Gaulle, ese altivo impertinente pero con una innegable grandeza que puso a Francia a la par de las grandes potencias del mundo sin atender recomendaciones ni súplicas contra lo que sucedía en el Atolón de Mururoa. Él era un personaje mundial.

Queda Angela Merkel, que ha conducido a su país, Alemania, por la ruta del éxito económico pero que ha evadido encontrar solución al conflicto del Medio Oriente y se ha concentrado en mantener la economía alemana, más o menos estable, digo más o menos porque todos, sí todos, los bancos alemanes están en quiebra. El Euro a la par del Dólar lo dice todo.

Solo queda en la lucha por destacar en el mundo, Vladimir Putin. No cabe duda es un líder valiente pero su país no logra trascender lo suficiente y su peligrosa y agresiva política con sus vecinos solo ha provocado una situación económica muy delicada en su país. Sus vecinos no le quieren ni le temen, más parece un Tigre de Papel, como los dirigentes chinos, de tan poca trascendencia que nadie sabe ni sus nombres ¿Dónde hay un general Zhou Enlai? ¿Dónde un Mao Sedong? No hay. Dirigentes sí, líderes, verdaderos personajes no.

Sin dudarlo es Donald Trump el Personaje del Año. Le aman o le odian en todo el mundo, todos están hablando de él y aún no ha asumido la presidencia de la única megapotencia mundial. Desde Ronald Reagan quien gobernó Estados Unidos de América de 1981 a 1989, Estados Unidos ha tenido varios presidentes pero un gran líder no. Con Trump y su imperio económico, su carismática figura mediática, siempre rodeado de su bella familia y su espectacular Melania, los Estados Unidos tienen a un líder y el mundo al Personaje del Año.