Jueves 18 DE Julio DE 2019
Opinión

Eduardo Galeano en Guatemala (IX parte)

Interesante saber qué piensan y opinan los corifeos de la derecha guatemalteca, de estas ejecuciones extrajudiciales, para hablar de terrorismo de Estado.

Fecha de publicación: 06-12-16
Por: Eduardo Antonio Velásquez Carrera

La entrevista al soldado del Ejército de Guatemala, Ruano Pinzón, que fue testigo presencial de la ejecución extrajudicial de varios integrantes del Partido Comunista de Guatemala, el Partido Guatemalteco del Trabajo –PGT– que Eduardo Galeano (1969) recogiera en su libro Guatemala: Occupied Country, (New York and London: Monthly Review Press. p.159), fue confirmado por los servicios de inteligencia norteamericanos y luego publicadas por Greg Grandin (2001) en su libro Denegado en su totalidad: Documentos estadounidenses liberados (Ciudad de Guatemala: AVANCSO, 278 Pp.). A este grupo se le conoció como los 28.

El documento desclasificado en cuestión dice: “Los siguientes comunistas y terroristas guatemaltecos fueron ejecutados secretamente por las autoridades guatemaltecas en la noche del 6 de marzo de 1966: [censurado] a. Víctor Manuel Gutiérrez Garbín, líder del grupo PGT que vivía en el exilio en México. [censurado] b. Francisco “Paco” Amado Granados, prominente izquierdista guatemalteco y líder del Movimiento Revolucionario 13 de noviembre (MR–13), una organización guerrillera encabezada por Marco Antonio Yon Sosa. c. Carlos Barillas Sosa (también conocido como Carlos Sosa Barillas), medio hermano de Yon Sosa”. Todo el resto del documento fue censurado.

Se dice en los documentos que “1. El día 3 de marzo de 1966, tropas guatemaltecas capturaron a las siguientes personas cerca de la ciudad de Retalhuleu, Departamento de Retalhuleu, Guatemala: a. Leonardo Castillo Flores, alto dirigente del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT – Partido Comunista Guatemalteco) e integrante de la Directiva compuesta de tres personas de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), el brazo armado revolucionario del PGT. b. Carlos Barrios. c. Enrique Chacón.
d. Mauricio García. Estos cuatro, junto con una quinta persona no identificada, habían ingresado ilegalmente a Guatemala desde México y estaban en camino a la Ciudad de Guatemala cuando fueron detenidos por soldados guatemaltecos. 2. El grupo fue sometido a una interrogación inicial por personal del Ejército guatemalteco el día 3 de marzo. El 4 de marzo, los prisioneros fueron interrogados nuevamente por oficiales de seguridad guatemaltecos, que fueron enviados de la Ciudad de Guatemala a Retalhuleu específicamente para esta tarea. Una vez concluida la interrogación, los prisioneros fueron ejecutados secretamente”. Con estas informaciones se deduce que hubo dos grupos de capturados. El primero al que se refiere el documento desclasificado, cuyo cabecilla era Leonardo Castillo Flores –que fueran hechos prisioneros en Reu– y el otro grupo encabezado por Víctor Manuel Gutiérrez Garbín, que fueran hechos prisioneros en la Ciudad de Guatemala. Tanto los primeros como los segundos habían estado exiliados en México. Al parecer venían a una reunión del Partido Guatemalteco del Trabajo –PGT– que se realizaría en los primeros días de marzo de 1966. De la lista que Galeano obtuvo del soldado Ruano Pinzón, por lo menos cuatro de ellos son identificados en el documento desclasificado: Gutiérrez Garbín, Castillo Flores, Amado Granados y Barillas Sosa. Interesante saber qué piensan y opinan los corifeos de la derecha guatemalteca, de estas ejecuciones extrajudiciales, para hablar de terrorismo de Estado.

Continuará…