Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Administración del Poder Judicial

Conciliar demandas de integración y diferenciación en la CSJ.

 

— MARIO FUENTES DESTARAC
Más noticias que te pueden interesar

La administración del Organismo Judicial (OJ) supone la planificación, organización, dirección, supervisión, selección, manejo y control de los recursos (humanos, financieros, materiales, tecnológicos) de los tribunales de justicia y demás entidades y dependencias administrativas (Archivo General de Protocolos, Archivo General de Tribunales, Almacén Judicial, Centros de Mediación, Unidad de Capacitación Institucional y demás) de la indicada institución del sector justicia.

Conforme la Ley del OJ, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Presidente del OJ tienen a su cargo la administración del OJ. La CSJ es el órgano superior de la administración del OJ, en tanto que el Presidente del OJ es el órgano ejecutivo. Es decir que la CSJ simultáneamente administra el OJ y ejerce la función jurisdiccional (potestad de impartir justicia) en el marco de su competencia ordinaria jerárquica (apelación), extraordinaria (casación) y constitucional (amparo y antejuicio).

Sin duda, la doble función administrativa y jurisdiccional a cargo de la CSJ ha redundado en que todos los magistrados de la CSJ, sin que necesariamente ostenten especialización y experiencia en gestión pública, dividan su tiempo en atender tanto los asuntos administrativos como los jurisdiccionales, extremo que no ha significado una optimización de recursos, sino que más bien se ha traducido en una suerte de rendimientos decrecientes en ambos menesteres.

En todo caso, cabe advertir que el propósito de aumentar el número de magistrados de la CSJ de 9 a 13 en la Constitución (1994), fue que se creara y organizara una cámara administrativa especializada (con tres magistrados con créditos profesionales en administración) en el seno de la CSJ, no subordinada al pleno de esta, pero sí en coordinación con este, que se encargara exclusivamente del funcionamiento administrativo del OJ, lo que suponía que dicha cámara no ejercería jurisdicción. Esta propuesta habría conciliado las demandas de integración y diferenciación en el seno de la CSJ. Sin embargo, lo que se hizo fue crear otra cámara jurisdiccional y que el pleno de la CSJ, juntamente con el Presidente del OJ, continuara manejando la administración del OJ.

Por consiguiente, una cámara administrativa adscrita a la CSJ, presidida por el Presidente del OJ (que también es el Presidente de la CSJ), garantizaría la unidad institucional del OJ y que la administración de este no se asigne a otro órgano o institución estatal independiente de la CSJ, como lo sería la proyectada Dirección Administrativa del Consejo Nacional de Justicia (CNJ).

En todo caso, en el proyecto de reformas constitucionales que actualmente se está discutiendo en el Congreso, se propone la creación de la referida Dirección Administrativa del CNJ con competencia para: a) Elaborar el presupuesto del OJ; b) Administrar los recursos del OJ; c) Administrar el servicio civil del OJ; y d) Las que señale la ley; así como también que dicha Dirección esté integrada por tres consejeros designados por el Congreso, el Presidente de la República y la CSJ. El consejero designado por la CSJ deberá ser abogado en ejercicio (que, obviamente, no supone especialización en administración), en tanto que para la designación de los otros dos consejeros no se exige calidad o acreditación etaria, moral, académica o profesional alguna. De suerte que cualquiera podría ser designado consejero administrativo para un periodo de funciones de seis años, con opción a ser reelegido. Eso sí, los consejeros tendrán las mismas inmunidades y preeminencias que los magistrados de la CSJ.

Marcel Proust afirma: “El único verdadero viaje de descubrimiento consiste no en buscar nuevos paisajes, sino en mirar con nuevos ojos”.

Etiquetas: