Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

En defensa de la autonomía universitaria

Más importante que nada luchar por las mejoras académicas en su educación universitaria, profesional y humana.

— Eduardo Antonio Velásquez Carrera
Más noticias que te pueden interesar

Han tenido que ser los estudiantes universitarios, de nuestros días, los que han salido a defender la autonomía universitaria, vulnerada muchos veces, pero permanentemente desde hace veinte años. Las Asociaciones Estudiantiles Universitarias, democráticamente electas y legalmente constituidas han procedido a desconocer públicamente a la Comisión Transitoria y a todas aquellas personas que se atribuyen la representación del Secretariado de la Asociación de Estudiantes Universitarios –AEU– “Oliverio Castañeda de León”.

Las Asociaciones Estudiantiles Universitarias que han tomado este paso ejemplar son: La Asociación de Estudiantes de Ciencia Política, la Asociación de Estudiantes de Agronomía, la Asociación de Estudiantes de Veterinaria y Zootecnia, la Asociación de Estudiantes de Ingeniería, la Asociación de Estudiantes de Historia, Antropología y Arqueología y la Asociación de Estudiantes de Arquitectura. Importante en su declaración es que la Comisión de Transición creada en 2013, después de una serie de vicios e irregularidades para la celebración de elecciones del Secretariado de la AEU, carece de fundamento legal y de legitimidad en la comunidad estudiantil. Por ello, al no estar integrada la AEU, sin órgano de dirección y sin las comisiones de trabajo no cumple con la naturaleza y los objetivos plasmados en los artículos de los Estatutos de dicha organización estudiantil, que literalmente dice: “La AEU es una organización comprometida con las reivindicaciones y realización del pueblo de Guatemala y de la lucha por la democracia, la paz y la justicia”.

Amparados bajo el Artículo 20 de los Estatutos que textualmente dice: “En caso de desintegración del Comité Ejecutivo, seis asociaciones en consenso unánime, podrán asumir las funciones del mismo y presidir el Consejo Consultivo Estudiantil Universitario –CCEU–…”. Dicho Consejo, descrito en el Artículo 25 a la letra dice: “es el órgano deliberativo y consulta de AEU, dada su representatividad, es el encargado de trazar las líneas generales para cumplir con sus objetivos”. La integración del CCEU será por medio de un representante por cada Asociación democrática y legalmente construida, siendo algunas de las atribuciones del Consejo Consultivo: a) Cumplir y hacer cumplir los estatutos de la AEU y, b) Elegir a los miembros del Consejo Electoral. Este último encargado de la realización, convocatoria de las elecciones para conformar el Secretariado de la Asociación de Estudiantes Universitarios y las comisiones de trabajo. De tal forma que dichas asociaciones valientes y honestas, convocaron a la conformación del Consejo Consultivo Estudiantil Universitario, que a su vez ya conformó al Consejo Electoral que ya realizó la convocatoria a elecciones para el mes de febrero del año entrante. Realmente extraordinaria fue la llamada de estos verdaderos estudiantes universitarios de San Carlos al llamar al estudiantado a recuperar los espacios que les pertenecen, sin violencia y con la esperanza de cambios reales para la Usac. Los llaman a sus compañeros, para que no sigan callados, que no continúen dejándose pisotear al negarles sus derechos y más importante que nada luchar por las mejoras académicas en su educación universitaria, profesional y humana. Creo que hay que denunciar también a los Rectores y a los miembros del Consejo Superior Universitario que permitieron que la AEU se convirtiera en una entidad espuria, ilegalmente y totalmente cooptada, no solo por pasadas autoridades universitarias, sino también municipales y gubernamentales de la peor calaña. ¡Vivan los estudiantes y la autonomía universitaria!

Etiquetas: