Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

Clinton obtuvo un millón de votos más que Trump y…

Ella obtuvo 62.4 millones  y él 61.2 millones.

— Fernando González Davison

Hillary Clinton en cualquier democracia habría ganado la Presidencia pues recibió más de un millón de votos arriba del engreído Trump. Así, las encuestas no se equivocaron como se creyó en un inicio. El sistema de elección a través del Colegio Electoral, que se rige por el voto indirecto, es poco democrático, pues son los delegados de dicho colegio los que van a nombrar el presidente. De hecho, pueden hacer su voluntad con los sufragios. Algunos podrían reflexionar y dárselos a Hillary. Eso es teoría pero es una posibilidad. Ella obtuvo 62.4 millones y él 61.2 millones.

Trump, así, no ha recibido el mandato de la mayoría para que aplique su visión sobre el mundo en lo económico, ambiental, migratorio y comercial. Al gobernar se verá arrinconado a negociar. Ya Bernie Sanders lo dijo, que la peor pesadilla que tendrá Trump vendrá de sus críticos demócratas, que lo van a supervisar a cada momento.

Entretanto los estados de California, Utah y Washington siguen todavía en pleno proceso de recuento de las papeletas electorales y Hillary podría obtener más votos. La senadora de California, Barbara Boxer, recién presentó un proyecto de ley que pretende eliminar el Colegio Electoral en su estado. En adición, muchos simpatizantes de Clinton han lanzado una campaña en la plataforma Change.org para pedir a los delegados del Colegio Electoral que cambien sus votos en favor de Clinton porque es de sentido común que es la ganadora. Los miembros del Colegio Electoral se reunirán el 19 de diciembre para elegir al nuevo presidente y es posible que veamos otra sorpresa. Nada está escrito aún. Los delegados pueden votar libremente por uno u otro candidato. O abstenerse, y solo tendrían que pagar una pequeña multa.

Trump quiso poner como Secretario de Estado al exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, quien desconoce de política exterior, de la seriedad de la crisis de Medio Oriente, de Corea del Norte y sus armas nucleares… y el papel a jugar en el seno de la OTAN para no romper la vieja alianza con Europa… Y tener claro su papel a jugar en el mundo con los límites del poder de los EE. UU., como bien dijo The New York Times. El diario a la vez indicó que Giuliani ha tenido pésimas actuaciones en el exterior: y le han cuestionado los pagos obtenidos en el exterior por sus conferencias, que incluyeron a un grupo iraní, cercano a los grupos terroristas. Giuliani fue el que dijo en 2015 que “Yo no creo que el presidente (Obama) ame los Estados Unidos”. Por ello Trump ayer designó a Mitt Romney para Secretario de Estado, quien fuera rival de republicano de Obama en las elecciones de 2012. Esa designación se observa como un intento por acercarse a la jerarquía del partido, en especial entre quienes lo criticaron como el mismo Romney, que lo cuestionó por su incapacidad para estar en la Casa Blanca y por racistas, misógino… Ahora que ya se siente en la Presidencia, puede hacer los acomodos que le parezcan a pesar de su vanidosa vida personal y de amenazar a sus enemigos. Resulta que esta semana salió a luz que también amenazó a una famosa periodista, Megyn Kelly, después que lo hizo sudar con una pregunta en un debate por TV sobre su misoginia, como ella declaró el martes. Ella se sintió amenazada, lo sigue estando, como la mayoría de estadounidenses, que esperan una sorpresa para que el Colegio Electoral cambie y envíe sus votos a Clinton como corresponde el sentido común.

Etiquetas: