Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Los obispos hablaron de “Parálisis del Estado”

“Los religiosos evalúan que hay rezagos que impiden emitir justicia pronta, imparcial y ajena a las injerencias de poderes externos e internos”.

— mario mérida
Más noticias que te pueden interesar

Los medios de comunicación han difundido los comentarios personales del obispo Vian, acerca de la coyuntura nacional después de la misa dominical. Algunas de sus respuestas fueron atinadas, otras ambiguas, porque al fin de cuentas él no tiene a su servicio una estructura de recopilación de información o análisis, que le permita estar enterado del contexto nacional e internacional al cien por ciento. Pero esta semana las reflexiones del obispo Vian, fueron respaldadas con el pronunciamiento institucional de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), así se constata al leer por lo menos los siguientes titulares: Señalan parálisis del Estado, Episcopado pide acciones (Prensa Libre) y Obispos de Guatemala anuncian posible parálisis institucional, Que la población no se duerma ante las conquistas del 2015 (Siglo.21).

La conclusión a que llegó la CEG –Parálisis del Estado– no es producto de un análisis profundo, lo cual no le resta valor; tal vez si los obispos dedicaran un mayor tiempo a la búsqueda de información y a realizar encuestas dentro la amplia feligresía católica, para fines de análisis estratégico, obtendrían productos de inteligencia certeros y completos, que podrían compartir con los tres organismos estatales y la comunidad internacional.

A finales de octubre publiqué en este espacio el artículo Fragilidad Estatal, que retrata la invisibilidad del Ejecutivo, alejado de asuntos propios de la esfera pública; la diaria, entretenida, pero penosa confrontación dentro del Legislativo por cuestiones de poder, que hoy se evidencia con la nueva Junta Directiva y, la desconfianza que se manifiesta hacia el sector justicia, que se incrementó con el “suicidio-homicidio” del exministro Pavel Centeno, actualmente bajo reserva, pero cuyo destape tampoco interesa a la mayoría, solo a determinados sectores. El análisis de la CEG sobre el sector justicia expresa: “los religiosos evalúan que hay rezagos que impiden emitir justicia pronta, imparcial y ajena a las injerencias de poderes externos e internos”.

El artículo citado concluye, que los tres organismos estatales se tambalean; y para evitarlo requieren de una estrategia tripartita que fortalezca al Estado o sucumbiremos. La CEG, fue más lejos instaron a la población a que “no se duerma en lo que se ha logrado”, al referirse a las protestas pacíficas del año pasado en contra de la corrupción. Esto modifica el imaginario social.

Etiquetas: