Domingo 25 DE Agosto DE 2019
Opinión

Represión contra la prensa

Fecha de publicación: 17-10-16
Por: Editorial

El vicepresidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Mario Alejandro Sandoval, presentó ante la 72a. Asamblea de la SIP el informe sobre la libertad de prensa y de expresión en Guatemala, en el que se expresa que al mes de septiembre de este año, la Fiscalía de Delitos contra los Periodistas del Ministerio Público (MP) había recibido 76 denuncias de hechos punibles contra periodistas y comunicadores (Prensa Libre).

Asimismo, el Observatorio de los Periodistas del Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala registró 47 agravios contra la prensa, entre los que se cuentan intimidaciones, agresiones físicas, materiales y verbales, amenaza, censura, obstrucciones a la fuente, asesinatos, ataques cibernéticos, un intento de asesinato, amenaza de muerte y hostigamientos.

En todo caso, debe recordarse que el mes pasado el actual gobierno, mediante un decreto gubernativo, estableció un estado de prevención, presuntamente para hacer frente a los daños causados por la estación lluviosa, con motivo del cual se aprovechó para restringir la libertad de expresión de ideas. Efectivamente, el Artículo 6, literal j), del Decreto Gubernativo # 5-2016 de fecha 19 de septiembre de 2016, expresaba: “Exigir a los órganos de publicidad o difusión que eviten todas aquellas publicaciones que a juicio de la autoridad contribuyan o inciten a la alteración del orden público. Si la prevención no fuera acatada y sin perjuicio de otras medidas, se procederá por desobediencia contra los responsables”.

Indudablemente, estos son síntomas de la intolerancia que siguen imperando en la sociedad guatemalteca. Decir la verdad sigue siendo peligroso en nuestro país dado que los enemigos de la libertad de expresión se mantienen al acecho. El abuso de poder, la represión y la opresión propios de los despotismos más oprobiosos se mantienen en escena y, como siempre, están tratando de avasallar a la población.

Por tanto, la prensa independiente debe cerrar filas en este momento de ataque abierto y no claudicar ante esta suerte de nuevo despotismo. Son tiempos de retomar las “Catilinarias” del escritor ecuatoriano Juan Montalvo para defender la causa de la libertad, la ley y la justicia del respeto.

Además, recordamos al gobierno presidido por Jimmy Morales y Jafeth Cabrera que el principio 4 de la Declaración de Chapultepec, adoptada por la Conferencia Hemisférica sobre la Libertad de Expresión celebrada en México D.F., el 11 de marzo de 1994, que dice: “El asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad”.