Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Opinión

El necesario regreso de líder y patriota

El TSE nos está devolviendo la libertad.

— J. Rodolfo Neutze A.
Más noticias que te pueden interesar

El Tribunal Supremo Electoral guatemalteco ha cancelado al partido Lider y todo aparenta que en el mismo proceso va el partido Patriota. Con esta apropiada acción todos los guatemaltecos recuperaremos el derecho a usar estas dos importantes palabras en nuestras conversaciones sin el pavor actual de que nuestros interlocutores puedan creer que estamos hablando algo positivo de estas desprestigiadas organizaciones.

La definición de líder es el de una persona que dirige o conduce a un colectivo de gentes. La definición de patriota es de aquella persona que ama a su patria y procura su bien. Hoy nadie puede negar que todo mundo está preguntándose quién podría ser ese líder patriota que pueda componer al país. Desafortunadamente la verdad es que NO existe ese líder patriota capaz de él solo resolver todas las carencias y deficiencias de nuestro amado País.

Lo que sí existe y debemos reforzar constantemente son los actos de liderazgo personal con espíritu patriota. Solo nuestra participación individual para crear ciudadanía es la receta del añorado cambio. El país debe cambiar radicalmente su DNA de participación cívica de un modelo actual que solo buscamos que alguien más sea el que resuelva a uno nuevo en donde proactivamente y a diferentes niveles buscamos cada uno las soluciones. En estas circunstancias es donde debemos recordar la máxima en la que está basada nuestra democracia de que cada voto cuenta y por lo mismo cada voz importa y cada actitud vale.

Tomemos como ejemplo a igualar el espíritu y requisitos del pueblo estadounidense al elegir a sus autoridades. En el debate presidencial de esta semana al final del mismo les hicieron la pregunta a los dos candidatos si apoyaría al otro en caso de ser electo. Pese a tener más de 90 minutos de insultos y ataques personales ambos contestaron que efectivamente apoyarían al Presidente electo. No contestar así hubiese sido el harakiri de cualquiera porque en esa nación el Presidente debe representar a un verdadero líder y patriota para todos los ciudadanos no solo los que votaron por él. Esa visión de unión, y que las diferencias personales nunca pueden estar sobre los intereses del bien común y de la nación son la clave para que en Guatemala podamos lograr el tan deseado progreso.

Etiquetas: