Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Barrilete de Sumpango

JM = ornamento de la historia, cometa que no despegará y gigantesco tacuche de estadista que nunca llenará.

 

— Franco Martínez Mont
Más noticias que te pueden interesar

Hoy más que nunca la permanencia de JM en la poltrona presidencial se encuentra en la cuerda floja (con las patas apolilladas por su propia mano), un presidente neófito en la Administración Pública que asume y es producto de la crisis política, que hereda una institucionalidad desfinanciada, sin carácter para marcar distancia de un grupúsculo militar que lo encuneta una y otra vez (no alinearse a la agenda gringa le trae muchos costos), un funcionario financiado y mangoneado por las elites económicas (reducido al orden cuando propuso el paquetazo tributario), un Presidente de a Sombrero que no manda y es ambivalente (contradictorio sobre las reformas constitucionales a la justicia), además recicla exfuncionarios patrioteros. Por supuesto, no debemos olvidar que le han impuesto más de la mitad de su gabinete.

En fin, un individuo cansado por los trajines de su cargo –para el cual no está preparado–, una persona arrinconada y miedosa ante las constantes presiones de los grupos de poder (desde el Cristo Negro de la Reforma hasta los empresarios mafiosos), un padre y hermano avergonzado (golpeado emocionalmente), un funcionario con mucha impotencia política que está por tirar la toalla o a quien pronto van a pedirle la banda presidencial, dado el avance de las investigaciones en torno al caso Botín Registro de la Propiedad (más allá de la corrupción, los delitos de lavado de dinero, narcoactividad y financiamiento electoral ilegal están subyacentes para MP-CICIG), aunado a la vinculación del hijo de JC con el narcotráfico por el financiamiento de campaña en 2015, a esto se suman las redes de espionaje, la inacción ante el Plan de la Prosperidad, el Estado de Prevención infructuoso –ahora de Calamidad–, entre otros procesos que favorecen la impunidad y corrupción.

A manera de colofón, debemos reflexionar sobre las siguientes cuestiones: ¿Hasta dónde el espaldarazo de Washington a JM es sostenible (recordemos las vísperas de la caída de OPM) ya que EE. UU. no tiene amigos, solo aliados? ¿Cuáles son las disputas y reacomodos que se están dando a lo interno de las tandas y/o promociones de los militares (proyecto político, crimen, saqueo público, enjuiciamientos y revanchismos personales? ¿Cuáles son los nombres que pululan en el ambiente para suceder eventualmente a JM y a JC? ¿Cómo puede gestarse un sujeto colectivo capaz de conducir los derroteros de la lucha social al plano de lo público-estatal (trascender la imposibilidad de dirigencia política del año pasado)?

framont@gmail.com

Etiquetas: