Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Opinión

Mi tío Fito

El pasado 2 de junio fue un día de mucho orgullo para la Familia Paiz. Mi tío, y padrino, Rodolfo Paiz Andrade, recibió la Orden Carlos Mérida de parte de las autoridades del Ministerio de Cultura y Deportes. Este galardón premia a las personas que han hecho aportaciones a favor del arte y de la cultura de nuestro país. Con gran admiración y con conocimiento de causa, puedo decir que este es un premio bien merecido para mi querido tío Fito.

— Salvador Paiz
Más noticias que te pueden interesar

Fito fue elegido por un jurado calificador de gran prestigio entre una lista de candidatos notables en el ámbito, por “su valiosa gestión en beneficio de las artes y el fomento a la cultura nacional”. Mi tío Fito fue reconocido, en parte, por su trayectoria como presidente de la Fundación Paiz, y la creación del Festival Internacional de Cultura Paiz en Antigua Guatemala, la Bienal de Arte Paiz, el Festival de Marimba Paiz, entre otras actividades. Es importante resaltar que la Fundación Paiz es una organización no lucrativa que promueve el desarrollo del talento artístico y musical en el país, trabaja por la inclusión laboral de jóvenes en riesgo e impulsa varios proyectos educativos. Una fuerte cantidad de recursos se invierten para llevar a cabo esta labor año con año, y se ejecutan prestando atención a cada centavo para así maximizar el impacto de cada quetzal invertido.

Pero la trayectoria de mi tío va más allá. Desde la década de los 80, tuvo la valentía de participar en la política. Fue en esa época que mi tío sirvió como Ministro de Finanzas en el primer gobierno democrático de nuestro país. En ese contexto, estuvo involucrado muy activamente en la creación del Ministerio de Cultura y Deportes en 1986, convencido en los fundamentos del desarrollo holístico de la persona y de las sociedades. En 2003 fue candidato a la presidencia por el partido Unión Democrática. Allí implementó el concepto de “democratización interna”, una década antes de lo que hoy se discute en el contexto de la reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Cabe mencionar que le dedicó muchísimas horas al servicio de Guatemala, a través de entidades como el club Rotario, desde el 2 de agosto de 1978.

Mi tío es una persona visionaria y que contagia su entusiasmo. Su pensamiento iba muchos años delante de los tiempos, habiendo desarrollado su propia versión de la teoría del pensamiento sistémico, justamente al mismo tiempo en que reconocidos académicos, como Peter Senge, comenzaban a hablar del tema. Pero Fito no se quedó en la teoría, sino que se fue a la práctica con el dinamismo y la entrega que lo caracterizaban. Fue así como nació Fundasistemas en 2007, la cual Fito fundó con el fin de encontrar un nuevo sistema de gobernanza para el mundo del siglo XXI. La misión de esta fundación es promover un nuevo orden mundial donde las comunidades, sin perder su identidad, puedan llegar a ser auto sostenibles al estar conectadas entre sí y en servicio a la vida. Años después, con el objetivo de transmitir todo este conocimiento, publicó su libro “Servir a la vida”. Allí presenta conceptos profundos sobre física, biología y el universo, con el objetivo de encontrar qué significa verdaderamente “servir a la vida” y reconocer que “somos coautores de la naturaleza de nuestro propio destino”. Fito no pudo haber escogido un mejor título para su libro. Su paradigma de liderazgo servicial era algo que ponía en práctica todos los días.

Sin duda, habrá personas que puedan querer criticar su aporte a la sociedad guatemalteca. Sin embargo, sus palabras se las llevará el viento mientras que el legado amplio, concreto y polifacético que nos aportó Fito Paiz perdurará por generaciones. En palabras del Ministro de Cultura, José Luis Chea Urruela, “es realmente en el arte donde el legado de los grandes hombres perdura, Rodolfo sembró una semilla que germinó y que seguirá creciendo”. Hoy Fito lucha por su vida con la misma tenacidad con la que luchó a favor de tantas causas dignas. En lo personal, agradezco todos los días la cuna que me vio nacer. Nací dentro de una familia trabajadora y crecí inspirado al ver día a día el ejemplo de entrega de personas como mi tío Fito, siempre buscando el beneficio de toda Guatemala y sus futuras generaciones. ¡Felicidades tío!

www.salvadorpaiz.com

@salva_paiz

Etiquetas: