Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Opinión

El crecimiento económico es imperativo

Es hora de enseñar que el movimiento se demuestra andando.

— Danilo Parrinello
Más noticias que te pueden interesar

Hemos superado los chapines como sociedad, durante el año 2015, una crisis moral y ética que fue reconocida mundialmente como ejemplo para otros países. Como corolario, la mayoría dimos las espaldas a los políticos corruptos y marrulleros y haciendo eco al movimiento cívico, que además fue apolítico y pacífico, y dentro del marco constitucional e institucional que culminó con la elección del presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera quienes no eran parte de “la vieja política”, y fueron reconocidos como “ni corruptos ni ladrones”.

Se han pasado siete meses desde que asumieron sus cargos y ahora es el momento de aprovechar las circunstancias que están dadas para arrancar con el crecimiento económico. Porque la sociedad que dio ejemplo al mundo de madurez y patriotismo pide y exige ese crecimiento económico que se hace imperativo para superar la mala situación económica en que los corruptos dejaron al país. Según los profesionales más calificados, los tanques de pensamiento, los gremios y las cámaras del sector productivo de país, los únicos que generan riqueza y dan empleo, se espera un crecimiento mínimo del cuatro por ciento con la expectativa de crecer, en el corto plazo, a un seis por ciento y así lograr que el país despegue económicamente.

Si realmente ese es el objetivo y desde el gobierno creen en ello, esa es la tarea en que deben estar involucrados todos en el sector Estatal y todos sus funcionarios; de no ser así, no se logrará nada. Naturalmente el liderazgo debe surgir del Presidente y del Vicepresidente. En Guatemala o es a ese nivel que surgen las guías y las decisiones o no se logran los objetivos. Tenemos que reconocer que hay un grave problema y ese es el elevado ritmo del crecimiento de la pobreza, y que la única solución es el desarrollo económico. Pero como no vamos a estar inventando el agua azucarada debiéramos identificar los modelos exitosos en otros países y la forma en que encaran el tema quienes han superado sus problemas. Por ejemplo, qué ha hecho nuestro vecino del norte, México, para que juntos y unidos a los otros países de Mesoamérica crezcamos realmente.

Es de sobra sabido que debe promoverse la construcción de infraestructura mediante la concesión de carreteras, puertos y aeropuertos. Con esa fórmula el Estado no invierte es esos servicios y puede dedicar los ingresos fiscales a otros gastos urgentes. Todos sabemos que las carreteras facilitan el desarrollo y la producción, y que permiten el acceso a los mercados a la educación y la salud. Porque debemos recordar que aún hay muchas zonas que hoy son inaccesibles. Es urgente también reactivar el uso del ferrocarril. De sobra es sabido que seguir haciendo lo mismo y teniendo los mismos productos que ofrecer a los mismos mercados no se logra el crecimiento, así que urge tener acceso a nuevos mercados, ojo, sobre todo a los asiáticos. Para todo ello es indispensable atraer inversión extranjera, esa que ha disminuido y solo vendrá si hay oportunidades específicas de inversión. Usted tiene la palabra señor Presidente.

Etiquetas: