Lunes 22 DE Abril DE 2019
Opinión

¿Le toca “chapuz “o cambio total?

Desafortunadamente no existe el superhéroe que nos resuelva todo sin nuestro esfuerzo.

— J. Rodolfo Neutze A.

Ronald Heifetz y Marty Linsky escribieron un excelente libro llamado Leadership on the line (Liderazgo en la línea de fuego) sobre cómo identificar situaciones que requieran actitudes de liderazgo y los riesgos de asumir tal reto. Releyendo algunos capítulos me topé con una pregunta que nos hacemos todos los guatemaltecos en este momento. Nuestro país necesita una respuesta técnica, profesional, o sea un buen “chapuz” o por el contrario ya estamos en una situación de adaptación a nuevas reglas, a dejar viejas prácticas es decir un cambio total.

Creo yo que lo más fácil y lo que implica menos sacrificio es pensar que nuestro problema es técnico, es decir a causa de la ausencia de personas capaces que tomen las riendas del país. Echarle la culpa de nuestra situación a unos cuantos “políticos pícaros, empresarios abusivos o izquierdistas vividores” sirve para exculparnos como ciudadanos. Por eso vemos que personas expertas en temas específicos como Iván Velásquez, el juez Gálvez o la fiscal Aldana se han valorizado enormemente en la opinión pública. Caemos en la terrible y equivocada tentación de únicamente o sumarnos a su causa sin dudarlo o atacarlos sin piedad para frenarlos. No hay punto medio, es amor ciego u odio insensato. Estas acciones implican muchos riesgos porque cualquier persona al ser alabada constantemente u atacada puede perder el norte de su verdadero trabajo. A mí me da más miedo alguien que crea que puede ser el Superman de la película que alguien que temporalmente se rinda por culpa de los ataques pero sepa que su trabajo está pendiente de concluir y que necesita de más gente para lograrlo.

Yo estoy seguro que Guatemala NO necesita un buen chapuz y que no existe en el planeta una sola persona o grupo de personas que puedan resolver nuestros problemas. Eso nos lleva a que efectivamente necesitamos un cambio total completo. Necesitamos de más valientes expertos como los anteriormente mencionados, pero también necesitamos de ese famoso guatemalteco que vemos todos los días frente al espejo. El mundo ha cambiado enormemente, afortunadamente en la mayoría de los casos para mejorar, y por lo tanto no podemos quedarnos atascados en el pasado. Buscar adaptarse conlleva a vivir en riesgo y peligro ya que a nadie le gustan los cambios y sacrificios. Debemos todos los chapines devolverle su trabajo y responsabilidad a cada quien en el área que le toca y juntos orquestar los conflictos necesarios para que nuestra sociedad evolucione. NO podemos seguir pensando que todos los políticos son corruptos; que todos los empresarios son explotadores; que todos los campesinos son aprovechados; que todos los militares son asesinos; que todos los progresistas son comunistas; que todos los izquierdistas son vividores haraganes; que los periodistas son amarillistas; etcétera. Todos tenemos un objetivo común que es vivir mejor cada día, y para hacerlo debemos encontrar un mínimo de acuerdos para poder avanzar en nuestros desacuerdos. Desafortunadamente no existe el superhéroe que nos resuelva todo sin nuestro esfuerzo, o sea que ánimo y a luchar hombro con hombro para adaptarnos a los cambios que ya están acá.

Etiquetas: