Domingo 16 DE Junio DE 2019
Opinión

La democracia inglesa en efervescencia

La Unión Europea, la instancia política de integración y de gobernanza en común de los Estados y pueblos de Europa.

Fecha de publicación: 01-07-16
Por: luis fernando andrade falla

El sistema parlamentario inglés (monárquico), uno de los más antiguos en la historia de occidente, cuyos orígenes y evolución se remontan a la primera etapa del período del feudalismo (siglo IX al XV), ha desarrollado a lo largo de varios siglos una admirable solidez y una funcionalidad compleja, vista así desde otras latitudes, pero efectiva de pesos y contrapesos.

El Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte que descansa sobre este maduro sistema democrático, tiene condiciones para enfrentar con creatividad y reflexión política, los desafíos y las presiones intensas tanto internas como externas de diversa índole, derivadas de la aprobación ciudadana de desligarse de la Unión Europea, UE, expresada en el referéndum del 23 de junio pasado.

El primer ministro inglés, David Cameron, perteneciente al partido Conservador, que se le califica de centro derecha y que mantiene la mayoría parlamentaria, tomó la sabia decisión de propiciar el referido referéndum no vinculante y de promover la permanencia del Reino Unido en la UE y abrir así un gran debate sobre este asunto que ha sido en los últimos años no solo de interés nacional sino profundamente divisivo.

¿Europa en una encrucijada? fue el título del artículo que me permití publicar en este espacio el 16 de enero de 2015 expresando que, “El terrorismo se ha extendido pese a las guerras abiertas cual cáncer en metástasis generando convulsiones crecientes, desarraigos masivos de poblaciones, crisis humanitarias y migraciones desbordadas… Ante los hechos, Europa es quizá la zona de mayor riesgo y de los desafíos más complejos. Se suma la recesión económica y la situación de Grecia como la crisis en Ucrania y la tensión política, económica y militar con la Federación de Rusia”.

El agravamiento de la situación en Siria llevó a que a finales del año 2015 la crisis humanitaria y de refugiados haya llegado inclusive hasta el extremo norte de Europa. Este fenómeno generó tensiones en las capacidades financieras y políticas de los países europeos y sus relaciones entre sí por las dificultades de control migratorio y fronterizo.

La Unión Europea, la instancia política de integración y de gobernanza en común de los Estados y pueblos de Europa, expresó en aquellas circunstancias que estaba enfrentando la peor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial.

Es en el marco de la agudización de esta crisis en el año 2015 en el que el primer ministro Cameron, quien fue reelecto en mayo de ese año, en el que se anuncia formalmente como un compromiso de campaña la convocatoria al referéndum que tiene hoy a la democracia británica en plena efervescencia.

El Primer Ministro tomó varias decisiones de gran estadista. Anunció su renuncia tan pronto se dio a conocer los resultados del referéndum en que su posición de promover la permanencia de su país en la UE fue ligeramente derrotada por una diferencia del 3.8 por ciento y de posponer a que el nuevo Primer Ministro que será electo en octubre próximo dentro de las filas de su partido tome el liderazgo de conducir el proceso de negociación del retiro de Reino Unido de la UE.

En este período valiosísimo de cuatro meses la democracia británica podría pasar de una efervescencia inmediata de discusiones erráticas e inciertas a un proceso político reflexivo de una democracia madura en el que se esperaría se impondrán gradualmente las posiciones sensatas y realistas. La retórica populista que convenció a la mayoría de los votantes a retirarse de la UE se irá disipando y revelando sus sesgos y sus exageraciones que muchos políticos utilizan con extrema habilidad en determinadas circunstancias.

Estaremos muy atentos siguiendo este proceso histórico que seguramente tendrá repercusiones no solo en el proceso de perfeccionamiento de la integración de Europa sino también en la campaña presidencial de los Estados Unidos que tendrá lugar en el mes de noviembre próximo y cuyo resultado incidirá en el proceso de integración de América del Norte del cual Guatemala y el resto de Centroamérica son parte de esta configuración geográfica.