Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Opinión

Ser amigo

Queridos lectores, agradezco sus comentarios que siempre leo y respondo en “elPeriódico Jaime Arimany y la fecha en que salió el artículo”.

— Jaime Arimany
Más noticias que te pueden interesar

No hace mucho le pregunté a un conocido sobre su amigo, al cual visitamos en otro país hacía un par de años para hacerlo su socio, quien fue arrestado por delitos financieros; él me respondió: “ese es un sinvergüenza, yo no soy amigo de ese tipo de personas”; pensando en ello decidí escribir sobre el tema de amistad y exponer mis ideas al respecto.

En el transcurso de nuestras vidas nos relacionamos con muchas personas; desde el momento en que nacemos con: nuestros padres, abuelos, hermanos y otros miembros de la familia; algunos no tienen esas oportunidades por diferentes motivos, como la muerte, el abandono de uno o de los dos progenitores, agravándose el caso cuando no tienen parientes cercanos que se hagan cargo, en cuyo caso, vivirán en un orfanato o si tienen suerte, ser adoptados en una familia.

Al pasar el tiempo surgen relaciones que varían desde los parientes que conviven con el niño a personas que lo cuidan por amistad o por un servicio pagado.

Al ingresar a la preprimaria y primaria, se empieza a tener amistad con los condiscípulos, habiendo quienes les acompañarán en todos los años de estudio, incluida la universidad, y quizás, al ser profesionales trabajarán juntos en instituciones o formarán empresas en sociedad.

Existen otros lugares donde se originan relaciones con otro tipo de personas, como: la iglesia, los compañeros de trabajo y los clientes, en fiestas, al practicar deportes, artes y sociedades y asociaciones de todo orden, en donde se establece relación con personas de diferente educación, religión, capacidad económica, etcétera.

Al avanzar el tiempo surgen nuevas amistades, una nueva familia al casarse y con ello los nuevos parientes, las amistades de los hijos y más tarde de los nietos.

Qué significado tiene ser amigo de alguien, hay refranes que lo definen así: “Quien tiene un amigo tiene un tesoro”; “Como la amistad verdadera hay pocas cosas tan valiosas y tan apreciables”; “Un amigo fiel no tiene precio ni se puede pagar”. Una frase que me dio gusto leer: Acompaña a tus amigos en las buenas y en las malas: es muy fácil ser un buen amigo cuando todo está bien. Pero debes estar dispuesto a estar allí para tus amigos también cuando tengan problemas familiares, cuando estén atravesando una enfermedad, o en cualquier situación difícil que les toque atravesar.

Considero personalmente que: un amigo, es alguien a quien uno ama, no es alguien a quien se juzga, si cometió una falta o un delito por grave que sea, no significa que neguemos su amistad o que deje de ser nuestro amigo o pariente. Sin embargo, ello no implica que si tenemos autoridad no apliquemos la justicia, si fue juzgado y se le decretó la pena de muerte y se es la autoridad para aplicarla, el amigo la ejecutará con todo el dolor del corazón, ya que no se puede hacer excepciones, así sea el familiar más cercano o el amigo más querido.

Un caso real: Un trabajador antiguo me informó que su querido hijo de unos 40 años, se estaba ausentando del trabajo y preguntó si se le había regalado un mueble de la bodega, al decirle que no, exigió que se despidiera.

Etiquetas: